Archivos para el mes de: enero, 2013

untitled

                                  Nim en sus tiempos felices

Pocas veces pongo la tele, ayer me dio por mirarla y ví un documental que me llegó al alma: el señor Herbert Terrace psicólogo de la Universidad de Columbia, especializado en el comportamiento animal, intentando demostrar aún no sé muy bien el qué, decide hacer un experimento con un bebé chimpancé en 1973.

Roba a su madre biológica su casi recién nacido después de haberla convenientemente drogado,(no sea que la pobre mamá le hiciera algún daño) se lleva el pequeño a una familia para criarlo al igual que un niño humano, Stéphanie le daba el pecho, lo mimaban y lo cuidaban. Al ir creciendo, el pequeño Nim se adaptó rodeado de atenciones lo mismo que lo haría cualquier criatura bien cuidada: todo el experimento iba sobre ruedas. Según algunos comentariosle acostumbraron al igual que un humano a beber alcohol y a fumar. El problema empezó cuando Nim a pesar de los esfuerzos no podía hablar, es estúpido pensar que un primate va a obtener de repente el don de la palabra cuando sabemos que sus cuerdas vocales no están capacitadas para formar otros sonidos que los suyos propios. Le enseñaron el lenguaje de los sordomudos con éxito (conocía 129 gestos) pero se olvidaron que un chimpancé siempre será un chimpancé aunque su inteligencia esté muy cerca de la humana ( y a veces por encima de algunos que merecen este calificativo). Tras la culminación del proyecto Genoma Humano, hace ya 9 años, quedó demostrado el poder del conocimiento de los mapas genómicos, los catálogos de genes y las secuencias del ADN que los constituyen, no sólo del genoma humano, sino de cualquier especie. En el ser humano conviven dos dimensiones de distinta naturaleza, una material y otra espiritual, y precisamente esta es la principal de las diferencias entre el hombre y el resto de los seres de la naturaleza. Las secuencias humanas son 98,76% idénticas a las de los chimpancés, claro falta “algo” y ese “algo” fastidió el experimento. Además Nim empezó a morder, es decir lo equivalente a una pataleta, su peso= peligrosidad hicieron que el proyecto se quedara cancelado. Yo no soy psicóloga, pero amo profundamente los animales, descubrí hace mucho tiempo que un animal es violento sólo si se siente en peligro. ¿Qué hicieron los buenos científicos para quitarse el “problema”? Lo más fácil: enjaular a Nim que sin entender absolutamente nada se pasaba el tiempo de mano en mano con estudiantes para su estudio y terminando entre congéneres que no conocía como tales llorando hasta que murió en casa de una farmaceútica. Y ¿cuál fue la conclusión del buen hombre?: “Es ingenuo pensar que puedes cambiar la naturaleza de un animal” No puedo dejar de preguntarme y ¿porqué hay que cambiar la naturaleza de un animal?

¿¿¿Y???

“”Ustedes señores ¿científicos? violaron todas las reglas fundamentales de la ética: robaron un bebé a sabiendas que nadie les iban a reprochar nada, o sea con total y garantizada impunidad, maltrataron y abandonaron un ser vivo, jugaron a ser dioses para intervenir en el sagrado equilibrio de la naturaleza…Total para absolutamente nada… ¡Ah sí perdonénme!, demostraron que el humano puede llegar a un grado de crueldad mucho peor que los animalesDios mío, qué lástima de mundo! Me averguenzo profundamente de pertenecer al mismo género humano que personas de su calaña y me encantaría encontrarme con ustedes para decirles a la cara lo que estoy escribiendo. Vamos a suponer que viene una civilización de otro planeta, es un juego nada más, ustedes tendrán alguien (supongo) a quien aman profundamente y estos seres lejanos eligen a su persona más amada, un hijo por ejemplo, le utililizan de cobaya hasta que le destrozan la vida, dénme  por favor su opinión y según ustedes cual sería su reacción? No señores, no vale decirme que Nim era un simple mono, hablamos de seres vivos…Si tienen un ápice de dignidad y ética (cosa que dudo) creo conocer su respuesta. Lo único que les deseo señores ya que me dí cuenta que todos somos UNO sin excepción es que se reencuentren algún día con los sujetos de sus experiencias e intenten explicarles sus fines. ¿O querían montarse una isla y jugar a ser un nuevo doctor Moreau como en la novela de H. G. Wells?””

Esto señores, es un crimen de lesa naturaleza.

 Por el amor de Dios, de Gaia y el nuestro propio dejémonos de inventos, de experimentos, dejemos la naturaleza tal como es y seamos más tolerantes con las otras especies mal llamadas “inferiores”. Somos todos parte del Universo pero si no existen el respeto, la tolerancia y sobretodo el amor nunca conseguiremos una unión plena con nuestro entorno, no podremos crecer en comunión con el Creador y es nuestra principal tarea, para eso estamos en éste mundo y como nos descuidemos nuestras etapas terrenales no acabarán nunca.

Ignoro lo que me voy a encontrar en mi “paso” pero afirmo que si hay un paraíso de animales, allí quiero echar mi ancla para la eternidad por la sencilla razón que encontraré lo que busco: La sublimación del amor puro y desinteresado.

http://www.treecreativity.com/2011/08/project-nim.html

http://www.periodistas-es.org/cine/el-proyecto-nim-no-apto-para-quienes-respetan-a-los-animales

Anuncios

Captura2

 

Esta mañana al ir a tomar mi cafecito de cada mañana con los peques me quede asombrada viendo la noticia en la tele del bar: sor María, la presunta robaniñ@s (siempre hay que respetar el beneficio de la duda) había fallecido… A mi mente vino una duda: ¿Murió con o sin ayuda? No sería la primera vez que se silencia a personas que saben demasiado callándolas bajo una muerte “natural” eliminando el peligro de que de sus bocas salgan verdades molestas. Porque esta monja no actúaba sola, era sólo un instrumento más, y para un negocio de esa envergadura sus cómplices y jefes tenían que ser de mucho peso… A mí personalmente, tan involucrada en la pérdida de niños (al menos sé dónde están los cuerpos de los míos) me compadezco con toda mi alma de los padres pero no puedo dejar de pensar en sor María que tendrá que volver a este mundo, como tod@s, pero ¿cómo, y en qué? Si es culpable sus actos fueron terribles y le puse una vela para que esta vez encuentre su camino y pediré por ella por la sencilla razón de que me da muchísima pena al igual que todos los seres malos por naturaleza: algo falla en ellos  que no conseguimos entender.

Esta mujer no deja de ser una incógnita, su comportamiento dista mucho de los canones de la típica religiosa, desde luego no pienso juzgar su actuación, no soy quien para hacerlo. ¿Qué oscuros finales la instaron a actúar de forma tán lejana a sus votos? ¿Fue obligada? ¿Era simplemente su sino? ¿Era débil y se encontró metida en el espantoso engranaje de un tráfico sin perdón? ¿No pensó en el dolor que provocaba en mujeres recien paridas? Son muchas preguntas sin respuesta y creo que jamás sabremos exactamente cual era su papel en este horror. Sólo lo sabe ella y su Creador.

Creo profundamente en la bondad, en la piedad, no me cabe en la cabeza la ignomía en cualquier ser vivo. Estoy un muy tocada, de verdad, procuro siempre ponerme en el lugar de l@s otr@s para intentar desvelar el porqué…Referente a sor María, ya es tarde, ella se marchó con su secreto y será a partir de ahora un muy adecuado chivo expíatorio, hay la mala costumbre desde siempre de callar a las personas que saben demasiado y amplíar para tapar a otr@s sus malos actos…

Todos sabemos que era mayor y con una salud delicada, hizo cosas horribles pero ¿Por qué? Lo primero que me viene a la cabeza son las palabras de Jesús de Nazareth:”No juzgues si no quieres que te juzguen”.

No valgo para ser abogada del diablo, mi inteligencia no llega a tanto, no creo en el infierno donde se queman los malos in secula seculorum, sólo pido un podo de AMOR y que intentemos comprender, respetar y aunque sea una utopía : tolerar. Somos seres racionales y analíticos, que cada uno saque sus propias conclusiones…Yo tengo muchísimos fallos, tropezones, defectos etc, me pueden juzgar mal por esas palabras pero ¿saben una cosa? me da mucha pena esa sor María…

Que tire la primera piedra él que esté libre de pecados.

Quiero dar las gracias a todo el apoyo recibido estos días a raíz de escribir “los monólogos”, la verdad tengo que confesar que lo esperaba, llevamos tiempo junt@s un@s más que otr@s pero las ondas energéticas funcionaron desde un principio. Estoy abrumada de los correos, llamadas telefónicas y comentarios llenos de amor y ánimo incluso de Sudamérica. Alguna no estuvo presente pero una flor no hace un jardín…

Como bien dice mi querido amigo y mentor NMN cuando creé mi blog aún tengo muchas obras pendientes en “mi casa” pero empiezo a ver el suelo y el techo, los trastos que quedan en medio se irán quitando poco a poco. He procurado ser muy, muy sincera conmigo misma y mis interlocutores, hablarles sin juzgar y desde el respeto que jamás se debe perder, he echado sapos y culebras y cada uno al salir se retorcía dentro de mí como demonios pero no me deje aniquilar, ahora lamo mis heridas, se curarán pronto, puedo con ellas y más.

Soy la misma por supuesto, pero con un cambio que no me notarán, he apartado o digamos tirado lo inservible, lo feo e inútil bien lejos de mí, vale seamos sinceros, algún trasto será más rebelde o enganchoso pero con el tiempo también seguirá el mismo camino. José, me va a quedar una casa “divina de la muerte hermano”.

Se acabaron los tiempos de especialistas, de contar, de escupir y de llorar, mi camino ahora es en solitario y bien sabe El Creador que voy a cumplir con mi tarea, haré los deberes me cueste lo que me cueste. Quiero tocar la tierra, la bendita Gaia con los pies y el cielo aunque sea sólo con un dedo. Quiero amarme, cuidarme por cumplir mi cometido, por sobrevivir a tod@s l@s que me necesitan, reinvidico el derecho sagrado a equivocarme, a enfadarme, a decir lo que pienso sin temor a meter la pata y a alejarme de las energías negativas. Se acabó el retroceder, el tragar, el disimular… Me siento potente, cápaz de luchar contra mis fantasmas, quiero ser feliz, esta felicidad sencilla de ver a los seres amados felices y disfrutando de la vida, de lo que nos ha tocado en suerte. No son muchos, pero para mí son tesoros, mis pocos pero incondicionales amig@s, mi familia postiza, mis cuatro patas que tanto me dan (y me exasperan) Quiero amar de verdad, sin tapujos, olvidándome de mis meteduras de pata, de l@s que me han fallado, pues eso, quiero hacer una limpieza a fondo… De joven tenía la mala costumbre de mentir, luego de ser demasiado clara, lo sienro. ahora mi conducta será la segunda fase, y nadie me callará.

Antes mi edad me frenaba, pero he apendido que los años son una falacia y hoy me siento joven por haber aligerado un peso doloroso e inútil.

Gracias HERMAN@S, gracias a vosotr@s he renacido.

Casualidad no es porque no creo en ella sino más bien en el encuentro de los espíritus y corazones. Hoy, día de san Antón me toca mi querida suegra, será un post amable, a veces tristón y otras divertidas como la vida misma. Nunca la pude tutear y no sé muy bien porqué, teníamos una excelente relación pero el respeto que le tuve siempre me impidió hacerlo.

No tuvo una vida fácil ¿verdad Isabel? pero jamás se rindió, cosiendo, vendiendo la colonia que fabricaba y atendiendo a su hijo lo mejor que podía, en resumen, haciendo malabarismos como la gran mayoría de las mujeres de clase media de su época. Nació en el barrio de santa Catalina, en pleno corazón de Barcelona, pronto aprendió el oficio de modista lo que le permitió poner pan en la mesa cuando su amor estaba encerrado. ¿Y cuánto luchó para casarse con el único hombre de su vida? Hasta le guardó la ausencia cuando le mandaron a Cuba…Eso sí que es amor. Es que era guapísima, Tino tenía muy buen gusto y nobleza obliga. Disfrutó bien poco de él, pronto se fue a la guerra pero creo que lo paso peor después, en una capital el hambre aprieta, a su cargo tenía su hijo y su madre enferma de lo que se llamaba entonces “demencia senil” que iba a pedir a la Ronda san Antonio y una hermana un poco locatis la tía Luisa. Pero no hablemos de estos tiempos tan duros

Una vez reunida la familia, después de 10 años de post-guerra, Tino estaba fatal, sin trabajo, con antecedentes “rojos” y la cosa tampoco mejoró demasiado. Pronto empezó Manolo a trabajar, su padre también en una obra de peón de albañil, pronto le ascendieron a capataz y porfin entraba dinero. Vivían en la parte trasera de la tienda, la única cosa que no le pudieron quitar al estar puesta a su nombre, tocando la Ronda. ¿Se acuerda del perro abandonado que recogió? Le había acostumbrado a buscarse la vida y unas Navidades en que ignoraba qué iba a poner en la mesa, Boby robó un pollo entero y cuando lo trajo a casa lo primero que hizo usted fue quitárselo, ya tenía cena navideña. Eso sí le dio todos los huesos… Murió atropellado por el camión de la basura donde buscaba siempre algo para hincar el diente. Hablando de perro, hoy san Antón era un día muy especial, siempre íbamos a tomar una copa en el bar Els tres tombs, justo enfrente de dónde bendecían los animales que acudían, venían caballos, perros, gatos y usted se tomaba una cerveza negra que pedíamos Manolo o yo, le daba verguenza pedirla usted misma. Pero me he ido por los cerros de Úbeda; cuando Tino se repuso con los dientes de ajo se largó con otra a Mataró, entonces no la conocía claro pero se lo tuvo que pasar muy mal. Volvió a los tres meses, el perro le mordió pero usted le perdonó como siempre.

Ir al mercado con usted era una aventura, ¿a qué no ha olvidado las cabezas de merluza y los tomates? El pescatero la temía más que al coco, siempre se quejaba del precio y el pobre hombre cansado de tanto regateo terminaba regalándosela. Cuando venía a casa siempre traía algunos tomates pequeños y empezaba el sainete: me hacía la loca, usted iba a la nevera, cogía unos tomates grandes y me dejaba los mismos pero más pequeños…Aún me río recordándolo, frenaba a su hijo que se enfadaba una barbaridad y aquí no pasaba nada. Es que aunque ya no tenía  necesidades siempre le había quedado el recuerdo del hambruna pasado. Me acuerdo de broncas cuando cogía uno de mis tomates, untaba pan y guardaba el resto para sofrito. Pero cuando volvían los hombres de robar verdura y fruta al Prat usted las ponía en el escaparate casi siempre vacío, al lado de la colonia made in Isabel para venderlas…

La verdad he conocido pocas mujeres como usted, una de las veces que vinieron a buscar a Tino para encerrarlo (cuando venía el dictador de visita a Barcelona) se olvidaron de él. Al cabo de dos días usted se presentó en el ayuntamiento en la plaza sant Jaume, como no le hicieron caso se sentó en las escaleras toda la noche y todo el día siguiente, no le digo cómo estábamos nosotros pero al atardecer llegó su marido a casa, se ve que la temieron…

 Cuando Tino tuvo el último ataque algo dentro de usted se rompió para siempre y creo que sus ganas de vivir se marcharon con él y a medida que voy recordando me doy cuenta de la similitud entre usted y yo en cuestión de amores. Aunque no le hizo ninguna gracia que su hijo se casase con una francesa (éramos unos demonios en aquellos años, menos mal que después vinieron las nórdicas de turismo) me fue conociendo y fue como una madre conmigo, nos llevábamos muy bien, no nos veíamos a diario pero había mucha complicidad entre las dos, además veía a su hijo feliz conmigo. Los últimos tiempos había perdido mucho peso, no quería comer ni perder su libertad y venirse a vivir con nosotros, nos llamaron una noche que estaba ingresada… Cuando la iba a visitar renegaba delante del médico diciéndole que él no entendía nada por ser muy joven, que le dolía el estómago y que de problemas cardiacos nada de nada…Nos mirábamos el médico y yo sin llevarle la contraria pero no me negará que eso de “genio y figura” parecía inventado para usted. Hasta que un miércoles (me acuerdo como si fuera ayer) nos avisaron que le daban el alta, la convencímos para que se viniera a vivir con nosotros, se debía de sentir muy mal para claudicar y quedamos para el día siguiente. Aquella noche mientras dormía su corazón demasiado cansado dejó de latir, se reunió por fin con su esposo a quien había dedicado toda una vida. Nos dolió pero pensamos que allí donde iba estaría mucho más feliz, que descansaría después de una larga vida difícil y nos consolamos sabiendo que en ésta última prueba no había ni tenido tiempo de luchar una vez más. Tuvo lo que se había ido ganando a diario: una muerte dulce y pacífica. A mí se me iba una gran persona y cada noche está en mis oraciones al igual que todos los que se me fueron. El mito de nuera-suegra no existió para nosotras y me alegro muchísimo. Una última pregunta querida suegra: ¿allí dónde está hay tomates? Seguro que nos reuniremos alguna vez pero con usted iré al mercado jeje.

Aquí se acaba ” monólogos para la familia”, puede que algún día tenga ánimo para los tres que quedan en el tintero…No lo sé. Tengo asignaturas pendientes aún, como volver algún día a ver el mar o a visitar Barcelona, cada día subo un peldañito de la escalera y si tengo tiempo puede que llegue arriba del todo donde descansaré.

Aquí estamos papá, tardaste sólo 2 años y medio en seguir a mamá y eso que ¿cuántas veces habías comentado lo bien que te quedarías solo? No tengo intención de juzgarte ni reprocharte nada pero me jorobaste la vida papá, mientras estuviste te tuve un terrible miedo y lo único que deseaba era que os divorciarais para que desaparecieras de mi vida con tus broncas, tus gritos y demás. ¿O no te acuerdas de los numeritos que montabas volcando mesas, gritando como un poseso, amenazando con la escopeta, numeritos que terminaban con un silencio sepulcral durante días, te encerrabas en tu despacho y casi no salías…? No nos pegaste nunca pero a maltrator psicológico no te ganaba nadie. Bravo papá, hiciste un buen papel, tengo recuerdos funestos desde los 3 años…¿Qué te parece?

No sé si te casaste enamorado, mamá te llevaba creo, 7 años pero no lo veo mal y te marchaste muy joven con sólo 59 años de un cáncer de pulmón. Tú que habías hecho tantos planes todo se quedo en nada. Cuando ingresaste en el hospital no te atreviste a avisarme, fue un amigo tuyo que me escribió rogándome para que fuera a verte, tan valiente que eras papá cuando estábamos solas mamá y yo. Fui enseguida, tiempo de cambiar dinero, telefonear a tu hermano y coger el tren, al menos estuvimos juntos y nos pudimos despedir antes de tu viaje y me alegro por ello pero las heridas siguen sangrando y hoy es el día, el día de poner los puntos sobre las ies; he comprobado que echar los sapos y las culebras de una vez por todas es una terapia excelente. Tampoco te entendí ni te comprendí, tampoco me esforce mucho el miedo era demasiado grande… Sé con certeza que era un bebé deseado, decía que sería una niña de ojos azules y tu deseo se cumplió, también sé que cuando estabas comigo insistías en bañarme y cambiarme. ¿Qué pasó papá? Cuando volvímos definitivamente a Francia mamá y yo todo cambió o había cambiado ya sin que me diera cuenta, era muy joven pero están mis recuerdos…y algunos que (seguramente borraron mi subconsciente) olvidé. Es que lo tenías todo papá, guapísimo, inteligentísimo, triunfador en todos los aspectos, honrado hasta la médula y con unas cualidades que te hacían ser el hombre más encantador que conocí. Pero todo esto de puertas afuera, ¿tán incapaz de amar te sentías papá? ¿Sabes que no recuerdo ni un solo abrazo tuyo? Pues sí señor, no me acuerdo de un solo gesto de cariño, de haber baílado contigo, estos pequeños detalles que hacen la vida más agradable, que unen a las personas sin darnos cuenta siquiera. Claro que, como éramos educados a la antigua, el beso de las mañanas y de las noches no fallaban, menos cuando estabas en la fase “despacho-silencio”, me acuerdo y fíjate que ya tengo 63 años, que mamá me mandaba dártelo e iba con terror. Ahora papá, sólo me das muchísima pena, pena porque fuíste infeliz y no supíste disfrutar de la vida con normalidad, desde luego que hoy en día no hubiera permitido todo lo que paso, pero claro era tu hija y tú mi padre…

Estoy de vuelta papá, me cuesta más de lo que pensaba. ¿Te acuerdas cuando nos quedamos solos tú y  yo en Capesterre y que fuímos al famoso refugio del pirata? Estabas al borde del precipicio y me entraron unas ganas tremendas de darte un empujoncito, te hubieras ido al mar y cualquiera te encuentra… Pero alguna fuerza imparable retuvo mi mano, tenía 16 años… Aún no sé si mi consciencia, mi ángel de la guarda, no sé la cuestión es que no lo hice y me alegro, no por tí sino por mí, no soy tan mala persona y no hubiera podido vivir con este peso. Siempre a donde ibas tenías que armarla, nos tenías hartas y conservábamos las amistades íntimas por alguna razón que ignoro. Y sin embargo las personas que trabajaban contigo te adoraban, eras espléndido con los demás, me río pensando en aquel hombre a quien pagaste una prótesis dental y que sólo se la ponía los domingos para no gastarla… No sé si te llegué a odiar papá, no creo porque mamá me inculcó que el odio es lo peor, ahora estoy hecha un lío tengo remordimientos pensando que tenía que haberme plantado pero el miedo deja una huella muy profunda.

Cuando mamá estaba terminal te ganaste a pulso mi animadversión papá, te lucíste en todo… Primero se marchó mi marido, no lo podías ni ver, lo mismo que otro hombre forrado en oro, ¿o no te acuerdas cuando entrabas en el baño con cualquier pretexto mientras me duchaba? de verdad papá hay cosas que a pesar de mis años no entiendo ni quiero entender por si acaso… Cuando el especialista nos habló nos dijo que mamá tenía metástasis hasta los pulmones y que no llegaría a los grandes dolores, aquel día papá mientras Manolo me sujetaba para no caer al suelo de desesperación tú veías una película ríendote a carcajadas… Me acuerdo que jugamos al poker y ella me llamaba porque tenía miedo, fuí dos veces hasta que te enfadaste y no me atreví a cortar por lo sano… ¿Es que ignorabas la piedad? Y no nos olvidemos de dos anéctotas, cuando volvíste del ayuntamiento: “bueno estoy contento, los papeles de tu entierro están listos, no habrá problemas” Sí señor, eso le dijíste a mamá, bueno fuímos unos hijos de Satanás porque en cuando pude me largue pero no pensaba que se accelería la cosa. ¿Y el día que viníste a casa, entraste en la habitación y soltaste por las buenas: “Ves esta hija de p… me va a obligar a vender la casa pidiendo lo que le corresponde”? Me acuerdo de la cara de mi madre, el dolor era indescriptible pero como siempre acató tus palabras… “Dame un beso, te quiero” y a mí que me den… Me viene a la memoria una figura, un “biscuit” que siempre me enamoró, lo tengo y de vez en cuando lo miro. Te pregunté si me lo podía llevar ¿sabes cual fue tu contestación? “oye que vale una fortuna” pues mira papá, está en la vitrina, cuando falté yo no sé qué pasará pero lo tengo conmigo.

Pasan los días papá y cada vez me suelto menos… Lo que más me revienta es tu inteligencia, hace 50, sí 50 años más o menos hablabas de extraterrestres lo mismo que se está demostrando ahora… Y del problema judío-israeli como si tuvieras el don de ver el futuro… Pero no te dabas cuenta de tu capacidad intelectual, fuíste buscador de ovnis, caballero templario, odinista y no sé cuántas cosas más, en el hospital me dijíste que mandase todos tus libros a tu amigo del alma, él que me escribió para suplicarme que fuese a verte. Todo lo que me pedíste lo hice papá, mordiéndome la lengua pero lo hice… O no te acuerdas cuando tuve que ir a casa de Hélène a pedirle los bonos del estado donde estaba ingresado el dinero de las joyas de mamá….Me devolvió tu alianza, tu nomeolvides, tu medalla y las zapatillas de mamá, sin embargo me supe plantar y me acuerdo como si fuera ayer que le dije:” mire, no seremos nunca amigas, pero mientras viva mi padre nos vamos a llevar bien” y lo cumplimos, nos volvimos a mi casa y cada día íbamos a verte…Fue cuando me dí cuenta papá que eras un pobre ser mortal, que eras como yo, de carne y hueso. Llevo días escribiendo, tengo tantísimas cosas que decirte papá pero me parece que se quedarán muchas en el tintero, mi subconsciente me impide sacar toda la porquería a la luz. Hice todo lo que me pediste papá, incluso con Hélène, le dí todo lo que me encargaste, me conocía muy bien y sabías perfectamente que iba a cumplir, todo se hizo tal como quisiste y ¿sabes una cosa? mi consciencia está muy tranquila. Buscamos las joyas de mamá hasta en los altillos, ¡te acuerdas que vino la policia a Barna a ver si llevaba alguna? Luego se acusó a Manolo cuando lo echaste de casa… Anda que aquel día fue de órdago papá, tú con la escopeta, Manolo y yo huyendo a casa de mi tío y mamá mirando por la ventana cómo nos íbamos…Claro que volvimos al día siguiente, ella estaba terminal y nos quedamos los tres, Manolo se fue para evitar problemas más graves. La pobre mujer murió, ¿con un poco de antelación? al fin y al cabo si fue así le hiciste un favor pero no quedaba ni un solo comprimido de Palfium, mira si me acuerdo del nombre…Fuímos los dos unos cerdos papá, si y no digo la palabra que me viene a la mente. Desde luego que ahora las cosas cambiarían. Nos fuímos casi enseguida, un día que ví llorando después del entierro, te quice abrazar y me rechazaste papá… A los quince días recibí una carta notarial (él de la familia) pidiéndome plenos poderes sobre mi firma papá, mi esposo me dio carta blanca, pero no soy tan idiota como te pensabas, ipso facto la devolví y me llamaste por teléfono, sólo te dije que no pedía nada, pero que tu a mí no me reclamases nada tampoco…El notario me mandó otra carta que fue reenviada de vuelta… Mira papá, me marche de mi casa sin nada más que un perro de peluche, así que ya me puedes dar las gracias, no te pedí absolutamente nada. Hoy quiero terminar papá o me volveré tarumba, quiero dejar el tema zanjado, Y encima cuado te fuíste tuve que lidiar con la gente, querías un sepelio civil y lo tuviste. A estas alturas me sentía capaz de cualquier hazaña y enfrentarme con la gente era lo de menos, Manolo tampoco quería velatorio ni mandangas y tampoco las tuvo. El respeto es lo primero y más contra personas que no pueden defenderse… No quiero flaquear papá, así que se acabó, ni reeleré lo que he escrito a duras penas estos días, quiero PAZ papá y que la tengas tú también.  Supongo que te buscabas sin encontrarte pero ¿que culpa tenemos los demás? Si hasta te enfadabas si perdías al poker ( sin dinero) o al ajedrez. A pesar de todo papá te amo, hice decir muchas misas para tí, igual te revolviste en el panteón (sabes que si lo vendo me darán un montón de pasta), tú mismo me decías que pusiera en tu ataud una baraja…

Hoy  intentaré dar carpetazo papá, lo único que deseo es salud y paz conmigo misma. Pero lo que te decía antes, dejo tantas cosas en el tintero. ¿Y sabes lo único que te deseo papá? es que encuentres tu verdad, tu camino, te conocí siendo super inteligente, SÉ que lo conseguirás en otros viajes, papá te amo pero no vouy a llorar

Bueno mamá, por orden cronológico te toca a tí escucharme, sé que no va a ser fácil, igual sí…Hace tiempo que me dí cuenta que lo que más tememos se resuelve de la mejor forma, nunca hay que preocuparse antes de tiempo. Me va a costar seguro pero tengo que hacerlo por higiene mental, por mi paz interior, por mí, te escribí montones de veces borrando siempre lo que había escrito, hoy no, seré valiente.

Escucha, ¿sabes que entre Tino y tú hay varios puntos en comun? Los dos grandes musicólogos, una vasta cultura, tu santo coíncide con su cumpleaños, os fuisteis con la misma edad…Mamá, te conocía muy poco, no supe entenderte supongo que por falta de madurez sin contar que eras una persona muy celosa de su intimidad y poco amiga de demostrar tus sentimientos. Me está empezando a doler la cabeza, espera que me tomo un calmante. Estoy de vuelta, y no sé por donde empezar…¿Fuíste feliz alguna vez mamá? Tu infancia fue más que dura, cuando murió mi abuela tenías sólo once años, la pequeña de 4 hermanos que pasaban de tí, tus padres se habían separado y apenas conocía a tu padre, te crió un ama de llaves, la buena de Alice y las monjas donde estabas interna saliendo sólo a casa de tante Blanche, habías somatizado tu carencia de afecto y pasabas la mayor parte del tiempo enferma. Decidíste estudiar medicina y especializarte en ginecología, profesión que estuvíste ejerciendo casi hasta tu partida, supongo que te has dado cuenta con que amor guardo la medalla que te dieron, es uno de mis tesoros más preciados porque de tu propiedad tengo muy poca cosa, algunos libros amarillentos, el misal de la abuela, el tuyo y poco más…Te acordarás que me robaron tus joyas cuando te enterrábamos… Mira que han pasado años pero este acto sin nombre me sigue pesando como una losa, no por las joyas en sí, te habíamos regalado la gran mayoría y cobré el seguro, pero siendo hija única eran mías por derecho y las dos sabemos muy bien quien es el culpable…¿Verdad mamá? Algún día sabré yo también la verdad. Me he bloqueado mamá, a ver si consigo empezar de nuevo pero no nos preocupa el tiempo, tenemos toda la eternidad. No sé lo que te paso durante la 2ª guerra mundial, algo muy gordo pero nunca me hablaste de ello; cuando vinieron Loulou y Jeanine ella me lo quizo explicar y le dije tajantemente que si no me lo habías comentado era que no tenía porque saberlo, insistió (sabes como es) y me enfade, hasta Manolo me miró con extrañeza… En eso somos iguales mamá, nos enfadamos pocas veces pero cuando nos ponemos tiemblan hasta las nubes. Me hablabas a menudo de un novio y me enseñabas la foto y cuando deshice la casa encontré una maletita de piel llenita de cartas cuya letra me era desconocida, todo fue quemado en la chimenea menos la cartera. Te fuíste a cuidar niños a Marruecos, (otro enigma) y conociste a mi padre en un concurso de saltos a caballo, perdíste un estribo justo delante de la tribuna presidencial dándote un tozolón de órdago y según me contabas mi padre dijo “quiero conocer a esa tonta” Muy romántico pero duro poco. Os casásteis en la catedral de Rabat con coches de caballos y a todo tren para toda la vida, nací y colorín colorado… ¡Dios! ¿Cómo aguantaste tánto? o es que no te acuerdas cuando corríamos el sillón de la habitación para que él no pudiese entrar? Jamás ví un amor tan masoca, tan permisivo… si traía sus amantes a casa tú aguantabas. Cuando murieron mis hermanos gemelos él no estaba y la que se comió el marrón fuí yo, mira que era bien pequeña pero me fuí andando hasta la casa de la tía Odette, otra vez ¿te acuerdas? te dio un ataque mientra estabas en el jardín, como te ví los pies sucios de tierra me subí a una silla para coger colonia y lavártelos antes de llamar al médico, te llevaron en camilla y nunca jamás se me borrará esta escena, me quedé a cargo de una vecina. ¿Y pretenden que sea normal…? Con casi 13 años me violó el padre de mi amiga Christine, amigo de papá y ninguno de los dos supísteis nunca nada. Sé que me querías mamá pero estábais hechos para tener hijos como yo para ser monja. ¿Sabes lo que me cuesta perdónarte mamá? Es que siempre me echabas la culpa a mí si no te divorciabas… y eso que entonces tenía mi marido y había parido. Estoy sudando mamá, pero he de seguir. Mi época más feliz fue en África, la mayoría del tiempo estábamos solitas, sé que era un bicho consentido (ya despuntaban los genes), íbamos a la playa a coger corales ¿te acuerdas cuando rompí él que más te gustaba? Me enseñaste a leer y a escribir, el catecismo, a ser educada y saber comportarme en sociedad. Me recuerda las monjas que nos obligaban a estar bien rectas : “es que una espalda ha de ser perfecta cuando lleveis un vestido escotado” Mira mamá esas pamplinas me las paso por …..Antes de que se me olvide mamá, y perdóname, pero sabes que tenía mucha relación con la madre de Aurora, gente humilde pero ¡no te puedes imaginar cuánta envidia les tenía!

Esto es peor que un parto mamá… Quiero acordarme de los buenos momentos, porque los tuvimos ¿a qué sí? Eran escasos supongo que por eso me explayo con ellos, mira que nos reímos y nos íbamos por allí, no nos importaba hacer kilómetros con el coche para comprar un simple par de medias de lana ¿te acuerdas? Y las larguísimas charlas que teníamos tú y yo, serias o divertidas nos lo pasábamos pipa, eso claro cuando estábamos solas… Luego se torció todo, empezaste a beber y adiós muy buenas. Te culpaba mamá, hoy te entiendo, fue tu oasis, tu salto a mejor paraiso, mira no quiero extenderme, fue tu decisión pero en aquel momento no lo entendía con el consiguiente rechazo, tendría que haberme esfozado más pero no podia o no sabía mamá.

Se tuvo que ir mi marido para evitar males mayores y me quede entre tú y papá, siendo tú terminal lo primero que preguntabas por la mañana cuando te despertabas era cómo se había levantado el rey y señor de la casa…¿Crees que es normal? Y poco antes de irte sólo le pedías besos a él… Manolo me vino a buscar un viernes, nos fuimos un sábado (necesitaba unos dias para cargar pilas), el médico me aseguró que podían pasar muchos días antes de que te marchases… Lloré todo el viaje…y el lunes de madrugada se habías ido… Bueno sólo tú y papá sabeis la respuesta. Cuando sono el teléfono lo único que me dijo él fue “tu mamá, se acabó” lo juro por Dios. ¿y pretendeis que lleve una vida normal? Te he fallado mamá, hasta cierto punto porque ya no había nada que te salvase… pero sé. Me gustaría llorar y no puedo, pensaba haber hecho las paces mamá pero veo que no sirve nada, mi cerecro bulle como una olla, esto hecha un lío, pensaba que hablándote ganaría algo positivo pero de momento lo voy a dejar, puede que esta tarde o mañana me sienta con más ánimo porque lo terminaré mamá, seguro que no lo volveré a leer pero lo editaré será como un exorcismo contra más de treinta años de dolor, arrepentimiento y dudas.

Estoy de vuelta mamá, decida y fuerte. Veo fotos tuyas, eras muy hermosa, inteligente, culta, amabas a cualquier ser viviente y el día de tu sepelio no cabía la gente en la iglesia y el cementerio, hubo palabras preciosas dedicadas a tí, vinieron personalidades de toda Francia (miemtras tanto entraban en casa a plena luz del día para robarme), aún guardo el libro donde firmaron todos los que te acompañaron… Cuando volvimos noté tu presencia y al día siguiente jueves,a las 19h 07 minutos te fuiste. Nosotros regresamos a Barcelona el viernes, sólo deseaba volver a mi casa, a mi ambiente de paz con mis animales. ¿Te acuerdas del último regalo que te hicimos para Navidades? Aquel caniche toy loco de remate que al final tuvimos que sacrificar por agresivo…No me quede con nada “valioso” tuyo mamá, todo desapareció contigo. Hay muchas cosas que no entiendo todavía mamá, cuando intenté suicidarme con 14 años ¿porqué no me llevastéis a un especialista? eras médico mamá y sabías cómo funcionan estas cosas.

No sé donde estás mamá, si has vuelto o si te quedaste a mi lado… Gracias al amor de mi marido pude resurgir pero me costó.

Me parece que me he descargado, lo más duro será clicar en “publicar” pero con este gesto me terminaré de purificar. No te reprocho nada mamá, sólo te pregunto, ahora he crecido como persona y entiendo muchas cosas, tú tenías un destino muy peculiar, cada ser somos diferente pero puedo decir que nunca te entendí. Sólo deseo que estés porfin feliz porque ¿sabes mamá? creo que a pesar de todo me querías y mucho, lo mismo que yo a tí. El amor aunque a veces necesite un mínimo de entendimiento siempre queda aquí, eterno y único. Cuando cayo Manolo intenté redimir mis fallos hacia tí cuidándolo ya sabes hasta que punto…

Por cierto mamá te fuiste un 15 de septiembre de madrugada, en Francia es el día de la Dolorosa ¿una casualidad?

 

 

 

 

 

Frases Bonitas de Charlie ChaplinSin saber muy bien porque, me acuerdo muchísimo de vosotros mis seres queridos que ya se fueron, puede que necesitéis que os recuerde después de tantos años de silencio, silencio a veces gritado desde las entrañas, silencio mudo y doloroso; es hora queridos míos plasmar por escrito todo lo que se almacenó durante tanto tiempo, escupir, vomitar, echar el alma fuera para obtener una paz anhelada y de paso rendiros un pequeño homenaje, a veces triste pero sobretodo alegre, haceros reir allí donde estéis. 

Empezaré por tí mi querido Tino ya que fuiste el primero que abandonó esta envoltura incómoda llamada cuerpo. Te marchaste sin ruido fulminado con el rayo del no-retorno…  habías tenido una hemiplejia y sabías que la siguiente sería una silla de ruedas o el gran viaje…Mira que tuviste suerte querido suegro, es que después de tantos años no quiero ni imaginarte prostrado, porque vamos a ver, de cordero poco ¿o no? No nos engañemos, genio y figura hasta la sepultura y no te veo dependiendo de manos que por muy eficaces y amorosas te hubieran parecido garras. Porque de armas tomar lo eras, no se puede negar… De muy buena familia, militar de carrera te enamoraste de una modistilla que veías cosiendo en un taller cerca de tu casa con el consiguiente cabreo de tus progenitores, en castigo te mandaron a Cuba durante un año, de poco sirvió, cuando volviste a España tu primera visita fue a la ventana del dichoso taller donde tu amada seguía dándole al pedal de la máquina con la típica nostalgia de las enamoradas. La boda fue muy parecida a la mía, cuatro gatos… Casado te fuiste a la guerra, teniendo bastante cabeza para no dejar a tu joven esposa en estado, en 1936 en uno de estos “descansos” la dejaste esperando (un descuido supongo) a tu hijo que sería mi esposo más tarde. Claro que cuando acabó la guerra, tú mi querido futuro e idealista suegro te mandaron a Francia prisionero en un campo de concentración vigilado por senegaleses, de allí tu “manía” (eras incapaz de odiar) a los franceses. Luego te mandaron a otros campos en España, pero como dice Kipling “esa es otra historia”. La cuestión es que te buscaste la vida: tocabas el órgano como los ángeles, los rojos de entonces no tenían porque ser ateos y el jefe de los campos te hizo organista mayor lo que te salvó la vida. Saliste porfin, hecho polvo pero vivo.Tu amada esposa te esperaba con un niño ya crecidito que iba a robar frutas y verduras con su tío allí donde se ubica ahora el hospital de Belvitche acompañados de Boby que aprochevaba para alimentarse de berzas y fruta, hasta sabían esconderse del revisor de aquel tren destartalado… Tu mujercita te curó: estabas incapacitado por el reuma, cada mañana te daba dos dientes de ajo en ayunas, remedio casero pero infalible, al cabo de un tiempo estabas recuperado. Tino, mira que te gustaban las mujeres ¡más que a un tonto un lápiz…!  Tu buena esposa te tuvo que aguantar muchas infidelidades. ¿Te acuerdas cuando te fuiste a vivir a Mataró? Solito, tu hijo fue a buscarte con el tren, intentaba que volvieras a tu casa, no sé muy bien lo que pasó pero volvíste, teníais entonces un perro llamado Boby, cuando tu esposa no podía más con tu ausencia le decía al perro: “Boby, el Tinet es malo, cuando vuelva lo tienes que morder”; supongo que se lo repetiría hasta la saciedad, cuando entraste el animal te mordió la pierna, en confianza Tino, te lo tenías merecido. 

 Después del primer ataque te quedaste con un lado medio paralizado lo que no te impedía seguir luciendo el tipo: siempre trajeado, sombrero ladeado y bastón con empuñadura de plata ¡anda que ibas chulo y cómo te gustaba presumir!. Te voy a refrescar la memoria con una anécdota divertida que sin embargo no hizo gracia más que a tí y a mí que no me dí cuenta de nada: cuando cumplí los 22 años me invitaste a tomar un café en la gran vía a un bar musical donde se reunían tod@s l@s criticon@s encopetad@s y bienintencionad@s. Me acuerdo que nos sentamos bien a la vista de tod@s, áquel día fuiste más cariñoso que nunca y en el momento de separarnos me díste ¡2000 pesetas de la época como regalo! Te abracé efusivamente y salímos dejando un reguero de comentarios, si te soy sincera no me dí cuenta de tu jugada, aún me río, claro que no llevaba la etiqueta de “nuera” en la cara…

Pero hiciste bien, tu vida no fue de color de rosa, después de la guerra además de encerrarte más de 10 años, en cuanto venía “el petitet” como lo llamabas a Barcelona te venían a buscar, te llevaban a la Modelo, 5ª planta donde te reencontrabas con antiguos compañeros de fatigas, cuando la visita del dictador terminaba te mandaban a casa de nuevo hasta que un día te olvidaron con unos cuantos más…Esta historia la guardo para comentarla con mi querida suegra. Por desgracia no llegaste a conocer la transición por muy poco tiempo.

Tampoco habrás olvidado tu recorrido cada Nochebuena por todos los Belenes de las iglesias del centro, cogido del brazo de tu mujer, era un rito que practicaste mientra las fuerzas te lo permitieron, ahora pongo cada 13 de diciembre, día de tu cumpleaños, un Belen chiquito a tu foto para que no te “añores” porque para mí sigues presente y vivo en espíritu. Es que el 13 de diciembre es un día muy, muy especial: Santa Lucía y tu cumple, 3 de las personas que más amo se reunen en esa fecha. Cuando cumplí 21 años me regalaste una llavecita de oro muy chiquitita diciéndome que si la tocaba tú me ayudarías, y ¿sabes que la llevo siempre colgada del cuello con el primer regalo de tu hijo, un rubi en forma de corazón y su estrella de David…? Bien sabes que no soy de joyas pero son mis ayudas y nunca me desprenderé de ellas. ¡Cómo me gustaban las horas pasadas juntos, tú hablándome y consolando mi corazón herido, dándome consejos y sobretodo transmitiéndome un amor infinito.

Tuviste suerte Tino, sabías que lo más leve que te podía pasar era terminar inmovilizado; una tarde al volver de tomar café caíste fulminado nada más entrar, no consiguieron reanimarte y nosotros que estábamos con mi madre recién operada no llegamos a tiempo para tu sepelio…Pero no importa, es a los vivos a quienes hemos de cuidar. El adiós te lo dimos querido Tino, bueno el adiós no, el hasta luego sí porque no nos abandonaste nunca del todo. Sólo tenías 64 años…

No me importa demasiado donde estás ahora, sé lo mucho que me quisiste y aún noto tu presencia sobretodo a través del amor y respeto que siempre te tuve, te tengo y te tendré.

¿Crees que algún día nos reuniremos? A mí me encantaría pasear de nuevo contigo, cogidos del brazo, tú hablándome y yo escuchando…

images

4

Acabo de leer una entrada hablando de un gato que visita la tumba de su amo trayéndole regalitos cada día ( una ramita, un cordón, una hoja) y empecé a recordar a uno de mis numerosos gatos: NANUK.

Teníamos por costumbre mi marido y yo, después de guardar durante toda la semana restos de comida que congelábamos, pasear hasta una calita cerca del rompeolas de Barcelona, era el refugio de un centenar de gatos que cuando nos veían acudían en tropel a buscar “su pan de cada domingo” no sé quiénes se lo pasaban mejor, ellos o nosotros…Uno de éstos domingos fuímos con el corazón hecho polvo : habíamos tenido que sacrificar a nuestra querida Sacha, una dóberman con alma de chihuahua encontrada en la autopista; después de dos operaciones por un papiloma maligno en la mandíbula desistimos, el veterinario y nosotros  decidimos darle una muerte digna sin más sufrimientos.

Sin ganas nos acercamos a dar de comer a los hambrientos y vímos una especie de pulga atigrada buscándose la vida, lo mirábamos, él nos miraba y surgió el flechazo, las ondas magnéticas y las buenas energías revoloteaban por doquier…Dos días antes habíamos renegado de adoptar cualquier bicho viviente pero la carne, en éste caso el corazón es débil, la pulga peluda se dejó meter en mi bolso y nos fuímos para casa, aquél día nos quedamos sin aperitivo… Cuando llegamos (era domingo) Manolo fue al bar a pedir leche para nuestra nueva adquisición (no se acordó siquiera de traer un vermut para cada uno), mientras tanto el gatito se daba una vuelta por la casa, hizo pipi de cara a la pared disculpándose <naturaleza obliga> y ronroneando como un motor diesel nuevo: nos aprobaba en todo. Y entró a formar parte de la familia, reducida pero familia al fin y al cabo…

Mi marido iba casi cada día a comprarle sardinas al mercado, se las limpiaba con esmero y Nanuk se transformó en un hermoso felino. Cuando nos trasladamos a Samper la vida siguió igual o mejor para Nanuk que podía salir al campo, estaba esterilizado pero la libertad incluye otras cosas que correr detrás de las señoritas… Le habíamos bautizado Nanuk pensando en este buen esquimal tan limpio de corazón y luchador, con el tiempo terminó siendo Dodo (pronunciar dudu) malo en catalán, se las sabía todas y supongo que no hace falta más explicaciones. Por cierto que descubrímos su talento de cazador nato, la casa tiene unos graneros inmensos entonces llenos de ratitas que hacían las delicias de dón Gato, las cazaba y pronto no quedó ni una, lo malo es que nos las ofrecía muy orgulloso, al principio no nos hacía ninguna gracia pero terminamos aceptando sus “regalitos” y felicitándole.

Mi marido empeoró pero el gato seguía sin moverse de su lado, lo adoraba. Entretanto adoptamos una perrita abandonada Nana, se llevaban muy bien y con mucho respeto, mi señor gato mandaba, de casta le viene al gato, perdón al galgo y Nana le imitaba en todo.

En las últimas horas vino una amiga y se llevó la perrita, no me acordé del gato mientras ayudaba al enfermo a emprender su viaje, él se quedó a nuestro lado… Al cabo de unos dos meses me dí cuenta que Nanuk no comía ni bebía, <antes no era cápaz>, lo llevé al veterinario: tenía los riñones bloqueados y me recomendó Olga que sabía la historia poner fin a sus sufrimientos…Nanuk  había elegido y se reunió con él, pero se marchó también otro trocito de mi corazón. A menudo me acuerdo de él que va tan estrechamente vinculado a mi peor época. Hacía tiempo que quería hablar de él, pero a veces los recuerdos duelen y es mejor no desenterrarlos, hoy me ha parecido buen momento para rendirle un pequeno homenaje, ahora tengo dos gatas aparte de los peques, ellas nos siguen cuando los saco y juegan con ellos mientras tomo mi café mañanero, todo un espectáculo para unas personas poco acostumbradas a tratar los animales como ha de ser y no me escapo de algunos comentarios ácidos pero me es igual.

Los gatos son grandes desconocidos, no los adoptas tú, son ellos los que te dan el visto bueno, son independientes y obedecen si quieren, es un rasgo que me encanta, no son en absoluto serviles. Tienen fama de poco cariñosos y traidores, yo he tenido un montón de mininos y nunca lo fue ninguno conmigo…

Creo en la bondad innata de los animales en general y a estas alturas nadie me hará cambiar de opinión.

imagesCADE1EWP

22

No soy un rey Mago pero os quiero hacer 12 regalitos para estos 12 meses en éste año que acaba de empezar, están hechos con todo mi corazón para vosotr@s mis fieles herman@s. Sed felices.A veces, cuando intentamos subir la cuesta se nos hace infranqueable pero pensemos que somos UNO y que compartiendo nuestro Amor y nuestras Energías nada es imposible.

 

angel (2)

ENERO:                     Energías positivas.

FEBRERO:               Fuerzas para caminar.

MARZO:                    Manifestaciones de cariño.

ABRIL:                       Amor infinito.

MAYO:                       Meditación espiritual.

JUNIO:                      Júbilo en nuestras almas.

JULIO:                      Justicia para todos los seres vivos.

AGOSTO:                 Armonía vital.

SEPTIEMBRE:      Solidaridad para los dolientes.

OCTUBRE:             Oraciónes hacia el Creador. 

NOVIEMBRE:       Negación del mal.

DICIEMBRE:        Decisiones acertadas para el 2014.

CatNight