Un amigo me manda un hecho curioso vivido por él este largo puente. Quiero compartirlo con vosotr@s y que cada un@ saque sus propias conclusiones…

Una demostración más que vivimos rodeados de un mundo paralelo. ¿O no?

“Hola Domi:

Te quería comentar lo que me pasó durante el finde.
Fue el domingo
La marcha programada la empezamos con mucho frío
a lo largo de la jornada, disfrutamos del paisaje maravilloso.
Decidimos tomar un desvío a un monasterio.
El camino era increible, mágico, entre castaños por un estrecho sendero
que bajaba y bajaba y con dificultad creciente.
Esos kilometros nos agotaron bastante.
Después de ver el monasterio estábamos cansados
Aun quedaba mucha ruta y las horas de sol se terminaban
la subida fue dura desde el monasterio
decidimos dejar la ruta y acortar para que el frio de la puesta del sol no nos cogiera.
Mi mujer se quedó casi din fuerzas.
No sabíamos por donde íbamos,, no había cobertura para el gps
el mapa era incompleto.
A lo largo del camino habíamos comentado la sensación
y algunos ruidos como si algo caminase cerca de nosotros.
De repente
viniendo por detrás
se nos incorporó un inmenso san bernardo
nos miró con cara amable y desde el principio se colocó delante
yo senti que quería guiarnos
así lo hicímos
durante unas horas nos marcaba el camino
nos devolvió la fuerza,
la sensación de cansancio se calmo
Es para no creerselo
pero nos llevó hasta el coche directos
Le dí parte de la comida que nos sobró
nos despedimos agradeciendole su gesto.
Fue increible
ni gps
ni mapas
a pesar de que la situación se puso seria
yo sentía tranquilidad
y apareció un enorme san bernardo
Queria compartirlo contigo
Un abrazo”
Anuncios