Captura2

 

Esta mañana al ir a tomar mi cafecito de cada mañana con los peques me quede asombrada viendo la noticia en la tele del bar: sor María, la presunta robaniñ@s (siempre hay que respetar el beneficio de la duda) había fallecido… A mi mente vino una duda: ¿Murió con o sin ayuda? No sería la primera vez que se silencia a personas que saben demasiado callándolas bajo una muerte “natural” eliminando el peligro de que de sus bocas salgan verdades molestas. Porque esta monja no actúaba sola, era sólo un instrumento más, y para un negocio de esa envergadura sus cómplices y jefes tenían que ser de mucho peso… A mí personalmente, tan involucrada en la pérdida de niños (al menos sé dónde están los cuerpos de los míos) me compadezco con toda mi alma de los padres pero no puedo dejar de pensar en sor María que tendrá que volver a este mundo, como tod@s, pero ¿cómo, y en qué? Si es culpable sus actos fueron terribles y le puse una vela para que esta vez encuentre su camino y pediré por ella por la sencilla razón de que me da muchísima pena al igual que todos los seres malos por naturaleza: algo falla en ellos  que no conseguimos entender.

Esta mujer no deja de ser una incógnita, su comportamiento dista mucho de los canones de la típica religiosa, desde luego no pienso juzgar su actuación, no soy quien para hacerlo. ¿Qué oscuros finales la instaron a actúar de forma tán lejana a sus votos? ¿Fue obligada? ¿Era simplemente su sino? ¿Era débil y se encontró metida en el espantoso engranaje de un tráfico sin perdón? ¿No pensó en el dolor que provocaba en mujeres recien paridas? Son muchas preguntas sin respuesta y creo que jamás sabremos exactamente cual era su papel en este horror. Sólo lo sabe ella y su Creador.

Creo profundamente en la bondad, en la piedad, no me cabe en la cabeza la ignomía en cualquier ser vivo. Estoy un muy tocada, de verdad, procuro siempre ponerme en el lugar de l@s otr@s para intentar desvelar el porqué…Referente a sor María, ya es tarde, ella se marchó con su secreto y será a partir de ahora un muy adecuado chivo expíatorio, hay la mala costumbre desde siempre de callar a las personas que saben demasiado y amplíar para tapar a otr@s sus malos actos…

Todos sabemos que era mayor y con una salud delicada, hizo cosas horribles pero ¿Por qué? Lo primero que me viene a la cabeza son las palabras de Jesús de Nazareth:”No juzgues si no quieres que te juzguen”.

No valgo para ser abogada del diablo, mi inteligencia no llega a tanto, no creo en el infierno donde se queman los malos in secula seculorum, sólo pido un podo de AMOR y que intentemos comprender, respetar y aunque sea una utopía : tolerar. Somos seres racionales y analíticos, que cada uno saque sus propias conclusiones…Yo tengo muchísimos fallos, tropezones, defectos etc, me pueden juzgar mal por esas palabras pero ¿saben una cosa? me da mucha pena esa sor María…

Que tire la primera piedra él que esté libre de pecados.

Anuncios