Archivos para el mes de: septiembre, 2013

Acabo de hablar con Jorge, son las 21h, la operación ha ido muy bien. Aparte de la isterectomía y las masas cancerígenas, los cirujanos no tuvieron que tocar colón, intestino y demás. Aún está en la UCI pero consciente y contenta.

Nuestros ruegos fueron escuchados y tenemos que seguir acompañándola, aún tiene necesidad de nosotros y nuestro apoyo. Pero es que nuestra Laura es toda una campeona.

Sólo quería daros la buena noticia.

ALEGRÍA DE VIVIR

9

Me olvidé deciros que ya no puedo acceder a vuestros blogs, no sé arreglármelas, que nadie se lo tome a mal.

Esta mañana fui al juzgado de Alcañiz a poner la denuncia y a llevar pruebas que tenía, al menos tengo las espaldas cubiertas, no sé si servirá para que asuntos tan desagradables no se repitan o al menos con tanta frecuencia. 

Lo que me consuela es que aquel lunes no fui la única víctima, se hackearon más de 20.000 correos que ahora están bloqueados. Ignoro si algún día recuperaré todo lo desaparecido pero “más se perdió en Cuba”.

Mandadme correos por favor para ir recuperando los vuestros. 

Un gran abrazo a tod@s.

Mientras tanto, haré como éste hermoso gato…

PD: hoy es el gran día de Riven, unámonos tod@s.

Bueno ya tengo un nuevo correo, he perdido todos mis contactos y claro no os puedo mandar ningún correo como antes querid@s mí@s. Pensar que aunque fuese sin querer, os hubiese podido perjudicar me descoloca muchísimo, me siento fatal porque han invadido mi privacidad para cometer una ESTAFA, me va a costar recuperar de nuevo la confianza en mí misma y tengo ganas de olvidarme del ordenador pero él y yo nos hemos hecho grandes “amigos”

O sea que os mando mi nuevo correo y de paso recuperar los vuestros.

dolurama@hotmail.com. 

Mañana es 25, estemos tod@s con nuestra Riven, apoyándola y pidiendo por ella.

Un gran abrazo herman@s anónimos pero amad@s.

 

Hoy me han “robado” mi contraseña de mi ordenador… Lo triste del caso es que están utilizando mi nombre y mis apellidos para pedir dinero, me llamaron vari@s amig@s  muy preocupad@s.  Según éstos piratas para llamarlos de una forma suave, mandan mails a mis contactos como si fuera yo, diciendo que fui a un viaje a África dónde me atacaron y desvalijaron y que claro está, pido ayuda… que no me llamen por teléfono y no se lo cuenten a nadie, que me da mucha vergüenza, o sea que una sarta de mentiras como puños. No sé si seré tonta, con demencia senil o poca imaginación pero jamás se me hubiese ocurrido tamaña barbaridad.

Mañana por la mañana iré a denunciar éste atropello cubriéndome las espaldas, es una estafa y no quiero verme involucrada. No puedo entrar en mi correo y hasta ahora no se me ocurrió advertir a mis blogueros fieles que no me pasa nada, (puedo entrar en mi blog sin problemas), que a nadie se les ocurra mandar ni un céntimo, lo único que tengo bloqueado es mi correo.

No tengo que deciros cómo me siento, furiosa, con una sensación terrible de impotencia. Estoy absolutamente harta de robos, fraudes y demás. Sin contar que l@s sinvergüenzas ni siquiera son españoles, la policia piensa que son nigerianos…

Os mando lo que me dictó mi buena amiga Dolorés, DM para los del blog, no tiene desperdicio:

Western Unión, BURKINA, Ouagadougou, 22BP OUAGADOUGU 22

Al ver el mail lleno de faltas de ortografía, un estilo poco habitual y lo extraño de la situación, recibí varias llamadas como ya he escrito antes y gracias a Dios me encontraron tranquilamente en mi casa…

De momento amig@s llevo el soponcio encima, ahora al estar más tranquila decidí explicaros el incidente. Y si os puede poner sobre aviso, mejor que mejor, que no pase a nadie más.

Gracias a tod@s que se interesaron pero desde luego ¿porqué no podemos vivir tranquilos? Estamos a la merced de mafiosos hasta fuera de nuestro país. ¿Dónde están nuestra seguridad, nuestra intimidad y nuestra paz?

Si tuviese niet@s sería una buena anécdota para contarles. Pero ahora mismo no tengo ganas de cuentos de hadas, ni siquiera reales.

¿¿¿En qué mundo estamos???…

Nuestra Lúthien ha vuelto de su propio infierno. ¡¡¡Qué suenen las fanfarrias, qué baile el pueblo!!! Hoy es fiesta grande y nada ni nadie podrá enturbiar la alegría de todos y cada uno. Los pájaros sobrevuelan el reino, piando, cantando y hasta los oscuros cuervos siempre malhumorados graznan de alegría: “Viva nuestra reina, la tenemos de nuevo con todos nosotros” grita todo el país.

No podía ser de otra manera: el mundo se unió con las fuerzas invisibles para protegerla, construyeron un muro infranqueable, día y noche ardían velas y las paredes no aguantaban el peso de los ex-votos, todos murmuraban en idiomas diferentes oraciones a sus dioses, aquel rumor parecía una letanía eterna. El pueblo pasaba debajo de la habitación donde yacía la enferma, levantaba la vista y una plegaria de amor alcanzaba el cielo azul de tanto recogimiento, el sol calentaba sus aposentos y la luna pálida brillaba en silencio para que la oscuridad no llegase…

“Bendita seas Mujer valiente oraba el universo, vivirás y la Señora de la guadaña no te alcanzará, hay tantísimo amor a tu alrededor que estás a salvo de todo mal.”

Nuestra Lúthien decidió que era tiempo de mostrarse en público, le pidió a Beren que anunciase su presentación en público. El amado esposo convocó a todos los pregoneros del reino para anunciar la reaparición de su amada, las voces acompañadas de trompetas armaron un ruido tal que hasta los sordos de nacimiento recuperaron el oído…

Y llegó el gran día:  la plaza se quedo pequeña para vislumbrar a Lúthien, ella sostenida por su esposo, sus dos elfitas de las manos, sus animalitos incondicionales medio escondidos entre su ropaje, salió al balcón y un ¡OH! de amor y de sorpresa rompió el silencio de la espera, todos se preguntaban dónde estaba su hermosa cabellera rubia, el porqué que su palidez y de su silueta casi etérea; algunas mujeres se echaron a llorar y muchos hombres curtidos se pasaron furtivamente la manga de la blusa en los ojos. Pero con un gesto cansado Lúthien pidió silencio para hablar: “pueblo mío, os he amado siempre, sólo hemos deseado mi rey y yo vuestro bienestar, aquí estoy después de mucha lucha pero os juro que no os abandonaré jamás, entiendo vuestra sorpresa pero pensad que todo es un juego, dentro de unos meses volveré a tener mi cabellera de oro y pasearé entre mi pueblo que tanto amo, me recuperaré gracias a todos vosotros, los humanos de Gaia, noté que múltiples energías positivas me llegaban sin descanso de todos los confines cósmicos, las absorbía como si fuese un nectar reconstituyente y tanto mi adorado Beren y las princesitas lo vivieron dentro de su alma . Quiero daros las gracias por vuestra protección, vuestra dedicación y vuestras plegarias. Aunque me veáis más delgada y más frágil, no os engañéis,he crecido amados míos, he aprendido tantas cosas que necesito muchas vidas para explicar mi metamorfosis. Los golpes no vienen en balde, son una parte de nosotros. Os amo con todo mi ser.”

Cuando se calló la reina tardó el pueblo unos instantes en reaccionar, luego el estruendo de los vitores ensordecieron a todos los asistentes, pronto reinó de nuevo el silencio para no cansar la bella princesa: estaba tan menuda que cualquier brisa parecía capaz de alzarla hacia las nubes de algodón donde multitud de aves multicolor inclusive los torpes cuervos, jugaban al escondite; hasta el cielo se había puesto sus mejores galas; toda la bóveda celestial desplegaba su esplendor, el sol se asomaba discretamente para que su calor no pudiese herir la blancura de su reina Lúthien y la luna escondida esperaba paciente poder aparecer y encender todas sus luces, hasta las estrellas peleaban para ser las más brillantes y se empujaban a oscuras con sus puntas afiladas. Los ríos hervían de peces asomándose un ratito a la superficie, enfadados de no poder aguantar más para ver mejor a su adorada Lúthien. Las plantas florecían sin ton ni son, algunas medio dormidas se esforzaban en mostrarse con todo su esplendor, otras desprendían los mejores perfumes, suaves claro para no marear a la dulce reina. Una suave brisa agitaba los árboles que susurraban la más bonita canción de amor, sus hojas se movían al compás del maestro Céfiro…Los fantasmas de los ancestros rodeaban a la familia real, tímidamente y cautelosos para no asustar a nadie…

No podía haber más armonía, más perfección.

Nuestra amada Lúthien se retiro, cansada aún de su lucha contra los avernos, se iba a sus aposentos, feliz y casi restablecida, llena de amor inmortal y de nuevas experiencias que le habían enseñado el verdadero camino de la Vida. Ella se sentía dichosa como nunca y se sobresaltó con un pinchazo en su pecho: ahora tenía la certeza de que sólo cuenta el amor, éste AMOR del cual hablamos, escribimos pero pocos SENTIMOS de verdad. Se emocionó hasta humedecer sus hermosos ojos con alguna furtiva lágrima que reprimió en seguida. “Estoy viva queridos míos, nada ni nadie me apartará de vosotros” Este fue su último pensamiento antes de quedarse dormida, Morfeo y su lira no hicieron falta, Lúthien dormía rodeada del más puro amor.

Bueno Riven, espero dejar a parte Lúthien y compañía, sólo quiero dar las gracias a tod@s l@s que te rodearon, soy tu hermana mayor, la bruja buena de tus niñas, te quiero pero sin ell@s no habría sabido cómo ayudarte, si fui útil me alegro. Me debes un baile cerca del río.

th (2)

Hoy al mediodía ha venido a verme el curita del pueblo donde vivo.

Desde un principio sabe que no soy practicante y que no estamos de acuerdo en muchos puntos de vista religiosos. Tenemos largas conversaciones evitando temas en los cuales podemos herirnos. Se llama Luis, colombiano de nacimiento y un joven lleno de entusiasmo con una cualidad que me llama muchísimo la atención por su ausencia en éstos tiempos de cambio: la limpieza de corazón de un niño. Lo considero como el hijo que no tengo.

En Julio operaban a su mamá y estaba muy preocupado, la distancia que les separaba agravaba su desolación por no poder estar con ella en esos momentos duros a pesar de tener herman@s en su país. Por regla general pensamos que el sacerdocio elimina los sentimientos humanos, que sólo se ama a Dios pero es una gran equivocación… y una madre es sinónimo de amor eterno. Y como él me dijo textualmente esta mañana mientras tomábamos una copa de vino: “fue un milagro”. LA BUENA GENTE de mi pueblo se movilizó y recogió el dinero para que Luis pudiese pagar su viaje: en julio es temporada alta y los viajes son mucho más caros pero se superó con creces el dinero necesario, Luis por cierto devolvió lo sobrante. La operación de su mamá fue viento en popa, la señora tenía todos los ases para salir adelante tan rodeada de grandes profesionales, de sus familia, de oraciones y sobretodo de muchísimo amor.

Y para mí ESO es el milagro: la respuesta de LA BUENA GENTE, su entrega y su amor. No es más que una pequeña anécdota de un pueblecito aragonés pero merecía ser contada, al menos me parecía necesario hacerlo.

GRACIAS BUENA GENTE, GRACIAS GENTE BUENA.

frases_de_vida_gente_buena