pared_si_dios_ama

1 Corrupción

2 Ausencia de justicia

3 Corrupción

4 Desaucios discriminados (sic)

5 Corrupción

6 Casos de cohecho ímpunes

7 Corrupción

8 Tráfico de influencias

9 Corrupción

10 Flagrante omisión de la Constitución española

Está claro que se puede seguir hablando de las plagas que están azotando nuestro amado pais pero no se acacabaría nunca la larga lista y todos más o menos nos la sabemos de memoria…

La justicia no es igual para todos, si un ciudadano de a pie roba algo de comida para sus hijos puede esperar por lo menos una detención de 72 horas…con suerte. Un señor con algo de poder, aunque sea un simple bastón de alcalde cobrará bajo mano dinero poco limpio, se cambiará desde los trajes gratis y hasta permitirá la construcción de aeropuertos fantasmales alquilados para las delicias de coches de carrera, con total impunidad.

Una familia con hipoteca se quedará sin casa y con una deuda imposible de pagar, encontrándose en la calle y marcada in secula seculorum al rojo vivo de morosa. Mientras tanto otros más relacionados amparándose en leyes tramposas seguirán viviendo en sus palacetes a pesar de haberse lucrado pensando ser intocables, permitiéndose el lujo de una escolta, de ir a esquíar o difrisfrutar de unas vacaciones al sol. O sea que los desaucios no son iguales para todos los españoles.

“Díme cuánto robas” ¿Cuántos después de robar a españolitos como nosotros milionadas, tienen el riñón bien cubierto en paraisos fiscales y siguen pegándose la gran vida en libertad y desafiando al pueblo? Mientras tanto los trabajadores hacen cola en el INEM buscando cualquier cosa para alimentar a su familia con un sueldo índigno y tragando hiel, preguntándose con ansiedad qué va a pasar con su familia o simplemente hasta cuándo podrá seguir viviendo en una casa. Y si tiene la suerte de encontrar un trabajo sabe que cobrará la mitad de lo que le corresponde y aguantar lo indescible.

¡Qué desgracia no tener un familiar que te pueda respaldar aunque seas un asesino en la carretera o un perfecto ímbecil! Si eres hijo, yerno, primo o simplemente amigo de algún personaje o un político tu condena será mucho más leve si llega, montarás cualquier tinglado bajo el nombre de empresa y te llenarás los bolsillos a costa como siempre del pueblo llano.

Todos somos sabedores de lo que está pasando hoy por hoy, hasta el más analfabeto se da cuenta y nadie traga, es un auténtico combate contra el sempiterno triumvirato, luchamos contra el poder político, la economía bien resguardadita en los bancos a merced de unos cuantos chorizos y la santísima sede del Vaticano incapaz de soltar un solo euro para paliar el hambre de las criaturas inocentes. España se parece a un gran nido de víboras devorando todo lo indefenso que encuentra a su paso. Nos hablan de democracia, algunos se suben al carro para ganar votos, otros mienten con una entereza apabullante, cada uno defiende la ubre que está mamando hasta dejarla seca…Otros salen a la calle indignados, recibiendo palos a diestro y siniestro… Mueren inocentes desbordados por los acontecimientos suicidándose incapaces de asumir la situación. Ni siquiera somos iguales en la enfermedad debido a los recortes drásticos, nuestros hijos no tienen los mismos derechos de educación, los jubilados pasan penurias con una pensión ínfima. Y la constitución se vuelve un simple papel amarillento por el tiempo bien escondida dentro del cajón de la desverguenza.

¿Y  qué?

Nos echamos a la calle gritando, apaleados y teniendo que soltar nuestras pancartas reclamando justicia o mejor aún: algo tan simple como el derecho a vivir dignamente.

Si esto es la vida, nadie quiere vivirla, se comprende demasiado bien a las personas que prefieren ser mártires a sabiendas que pronto se les habrá olvidado. Nadie a parte de sus familiares se acordará de ellos, sin embargo son asesinatos de estado… Cuando llegan las elecciones muchos ciudadanos prefieren no ejercer su derecho al voto evitando de ese modo ser cómplice de una inmensa canallada. Este pais está volviendo a unos tiempos nefastos maltratando una democracia agonizante. Pero nuestros dirigentes siguen haciéndonos discursos llenos de falacias con un aplomo increíble sin pensar que torres muy altas y reinos casi omnipotentes cayeron bajo el peso de su propia ambición e ignomía. Sin embargo hemos de creer por nuestra buena salud mental que algunos puros de corazón y de manos limpias siguen esperando a la sombra de los gigantes podridos ser reconocidos como tales y poder o al menos intentar que España vuelva a la normalidad: un pais donde se pueda vivir dignamente.

Dios o quien sea tenga piedad de nosotros, todos absolutamente todos somos culpables.

 

Anuncios