Nos pasamos la vida queriendo saber pero nos falta paciencia de allí la monumental empanada mental que, por lo menos a mí respeta,  borra la visión objetiva de las cosas.

Que si ocurren extraños fenómenos, que si estamos inundados de falsos profetas, que si viene el fin del mundo…Sin hablar claro de la crisis mundial que nos está preocupando. Las personas que tenemos más o menos desarollada la capacidad de compartir, de sufrir por los demás lo estamos pasando francamente mal. Hace unos días un habitual de mi blog mandó un video de Cáritas diciendo que había llorado, es un hombre hecho y derecho, con trabajo y una posición estable, felizmente padre y esposo. A mí esto sí que me pone del revés…

Con tantísimas escamas estoy un poco cansada de ovnis, extraterrestres y demás fenómenos inexplicables. Lo que me interesa y me provoca sufrimiento es la situación actual (personalmente no me puedo quejar, tengo para comer y un techo seguro).

Veo y leo tantísimas injusticias entre nosotros los “humanos” que tengo muchas veces ganas de acabar, de verdad que me hacen sentir muy mal estas situaciones, quisiera ser potente y poder remediar el sufrimiento universal…Luego vuelvo a la cruda y triste realidad y yo sola me admonesto: domi eres un algo tan pequeño que no puedes pretender cambiar nada. Y claro me siento como algo absolutamente  inútil y me entra un sentimiento de culpabibilidad tremendo.

¿Para qué estoy aquí? y ¿porqué? si no tengo nada que enseñar ni dar…Soy del montonazo, leo unos blogs que me dejan flipando y me estoy planteando dejar de escribir, pero me sirve de terepia y las comparaciones son odiosas, tampoco es un maratón hacia la sabiduría.

En resumen, me siento muy pero que muy pequeñita, como soy en realidad. De verdad que me gustaría borrar de un plumazo el dolor ajeno y de paso el mío; pero a las pocas horas recupero mi optimismo consolándome pensando que si pongo buenamente mi granito de arena ya es mucho, mucho para mí limitación y que conozco muchas personas haciendo lo mismo y que entre todos granito a granito haremos una hermosa playa donde pasearemos todos los seres de bien, los humanos cogidos de las manos y con los animalitos dando saltos a nuestra vera. La verdad, es una imagen muy bucólica e infantil pero me la estoy imaginando alegrando todo mi interior, supongo que mi hermana Bertha y yo quedaremos un poco rezagadas para fumarnos un cigarrillo como cuando fuímos en busca de los Beleepocs pero llegaremos a tiempo ¿verdad?.

tengo muchas preguntas sin respuestas y busco y me rompo la cabeza pero forma parte del aprendizaje, no soy ni más ni menos que todos, venimos aquí a cumplir una tarea específica que a veces se hace muy ardua pero no podemos estancarnos en medio de nuestra sensación de desamparo, hay que seguir adelante y si nos quedamos un ratito sentados descansando no pasa nada. Sinceramente no estamos viviendo una época como para lanzar cohetes y nadie puede dejar de hacerse preguntas, si no encontramos las respuestas de inmediato tengamos la fe de que algún día las sabremos.

Ayer, no sé porqué sentí unas energías super negativas zarandeándome de mala manera, estamos despertando, tomando consciencia de que llegamos a un cambio ciclopesco, nos tenemos que mover sin hacer caso más que a nuestra intuición y llenarnos de positivismo para enfrentarnos y asimilarlo todo sin quedar atrás. Los nacimientos son a pesar de su hermosura siempre dolorosos, y nosotros estamos asistiendo a un REnacimiento.

¿Qué hay miseria, corrupción, guerras…contra las cuales no podemos hacer gran cosa? Vivámoslas para no olvidar y evitar que se repitan, seguro que un día no muy lejano veremos la verdad florecer desde el amor cósmico y el respeto infinito, sino ahora en otra vida, el tiempo es infinito  universal.

Así que fuera comeduras de coco, permitámonos un bajón de vez en cuando, sólo somos humanos, es normal bajar la guardia.

Y cuando llegue el momento crucial no preguntemos nada, la propia esencia que poseemos todos aclarará nuestras mentes iluminándonos porque somos LUZ y AMOR

 

Anuncios