La mano del amor

Con la partida de mi dulce Chipy no puedo omitir hablar de su salvadora Marisa, vive en un pueblecito cerca del mío y hace tiempo que nos conocemos, nos unió más que nada nuestro amor hacia la naturaleza y los animales en particular, aparte de hablar francés porque vivió hasta hace poco en Suiza.

Es una mujer que desprende una luz especial, casi se podría tocar su aura; cuando la conocí me llamaron la atención sus silencios y me dí cuenta que teníamos una actitud en común, no hablar por hablar sino para decir “algo” por muy insignificante que parezca.

No voy a comentar nada de su vida personal, no me pertenece pero tampoco fue fácil, tenemos muchas vivencias parecidas.

Una familia perruna bienavenida

Decidió comprar una casa en la naturaleza y criar gatos, loros y perros de raza pequeña que le dan un dinero para vivir,  se preocupa siempre de dejar a los animales en buenas familias con un seguimiento y amenudo ha preferido perder una venta ventajosa antes de que las mascotas fuesen a parar a sitios inconvenientes para ellas.

En cuanto puede se lleva cachorritos, hermanastros de Chipy y los cria con biberón hasta que pueden comer solos pero siempre pagando, aquel individuo prefiere dejarlos morir antes de perder un euro…Y eso que le sobra el dinero.

La tropa callejera

Luego alimenta a una tropa de abandonados que han acampado en frente de su casa y curándolos si están enfermos.

Comida de hermandad

Me  preguntó si quería a Chipy, necesitaba una casa donde se dedicarían a ella por su sordera y sus problemas, claro que nadie se podía imaginar el desenlace tan rápido, ninguna de las dos tenemos culpa de nada.

Sé lo mucho que le dolió separarse de su “nena” pero la sabía feliz y la veía cuando quería.

Al asalto

Estos días Marisa no me dejo un momento a solas, llorábamos y nos enfadábamos juntas, y de aquí el nuevo reto que nos hemos propuesto:

Cortar orejas y rabo a los perros de según qué raza está prohibido y ningún veterinario lo hace en buenas condiciones sanitarias, en los pueblos hay auténticos matarifes que lo hacen con resultados desastrozos hasta el punto que mueren muchos cachorros por infecciones o hemorragias.

Ayer empezó la “investigación”, Marisa es mucho más fuerte que yo y sigo sus pasos, sus ideas y sus consejos, está claro que nuestra fama de raras y chifladas subirá como la espuma pero no nos preocupa a ninguna de las dos…

¡Qué te puedo! ¿Vale?

¿Quién dijo que los gatos y los perros no se llevan bien?

Marisa es un regalo que el Hacedor mandó a la tierra para defender a los indefensos y lo está consiguiendo pasito a pasito. Estoy encantada y orgullosa de poder ayudarla, dos son más fuertes que uno ¿verdad?. La unión y el amor hacen la fuerza.

Marisa, gracias por ser como eres, por tu amor y respeto hacia todos los seres vivos, por ser mi amiga, no cambies nunca.

Facebook Marisa Maine Coon – fotos – chihuahua de un mes

URL    : http://facebookmarisamainecoon

Me encantaría que os pongáis en contacto con ella o conmigo a ver cómo podemos recoger firmas y evitar la mutilación de los cachorros

Anuncios