Billie Holiday, Janis Joplin y Amy Winehouse dieron ayer la bienvenida a Whitney Houston en el arco iris de los juguetes rotos con voces angelicales

Whitney Houston la artista más premiada de todos los tiempos, la cantante que ostenta el récord de ventas en la industria discográfica, murió a los 48 años de edad en un hotel donde se celebraría una fiesta previa a los Grammy que le rendiría homenaje. Su cuerpo fue hallado sin vida en la bañera de su habitación y ahora el mundo de la música en pleno, junto a millones de fans, lloran la triste pérdida de una voz legendaria.

Su corazón y su voz, así le decían “La Voz” lo mismo que a Frank Sinatra, se quebraron para siempre.

Empezó muy joven a destacar como una diva, lo tuvo todo: belleza, dinero, éxitos, premios y para qué?

Claro que nos llama la atención su fallecimiento al ser mundialmente famosa pero ¿cuántos anónimos mueren cada día con una jeringuilla aún pinchada y escondida en el sitio más inverosimil de sus cuerpos martirizados? Jóvenes marginales y marginados que hacen cualquier cosa para conseguir su dosis diaria, yendo con pasos de zombis a barriadas infrahumanas, seres humanos muertos en vida hasta que el organismo aguante…

Lo sé y muy bien adonde les lleva la maldita farlopa, mierda etc… porque la droga tiene infinidad de nombres, estuve en contacto con estos pobres infelices en los años 80 y 90, tuve a mi alcance la posibilidad de probarla gratis pero me dio y me da terror. Los veía deshaciéndose literalmente día tras día, con problemas motores terribles, venían mansos a buscar su cucharilla y su jeringuilla nueva, eran los principios de la hecatombe del sida, mortal en aquella época en que se les consideraba peor que apestados.

Barcelona es un puerto y ellos sabían cuando llegaban sus polvos de paraíso, sabían con certeza que al día siguiente correría la muerte, pura y sin cortar con polvos de talco. Y también sabían que a pesar de las noticias de la confiscación de la recién llegada partida, nomás se perdía una pequeña cantidad…

Cuando no podían obtener su dosis se injectaban Aspirina u Optalidón machacado.

No muere un drogaticto de sobredosis, muere por culpa de la pureza de la droga o por estar cortada con Estricnina

Aún recuerdo algunas caras como si fuese ayer, chicas adolescentes maniquies en potencia y chicos con cuerpos esculpidos en gimnasios, en un barrio céntrico de la ciudad los veías esperando por la mañana bastante temprano algún cliente casual para conseguir un dinero urgente, su necesidad de comprar apremiaba… La policía hacía la vista gorda y algunos miembros desalmados se los beneficiaban a cambio de silencio.

Y sin embargo mientras no estaban con el síndrome a abstinencia o en su paraiso artificial eran como nosotros, cariñosos, hambrientos de un poco de atención comprensiva, te explicaban como habían empezado “para ser como los demás, por amor al novio de turno que no quería colocarse solo, para buscar nuevas sensaciones…” Y todos al principio creían poder controlar, eran ángeles caídos caminando hacia su propia destrucción; esto claro no les eximía de culpabilidad…

No importaba la clase social, el estatus familiar, los estudios, Doña Droga se infiltraba como una serpiente reptando silenciosamente al acecho de su presa que engullía poco a poco con Doña Guadania sonriendo a su lado.

En la ficción se ve como los policías miran los brazos de los detenidos, es absurdo, ellos se pinchan en los sitios más escondidos como entre los dedos de las manos y los pies y otros que me abstendré mencionar.

Es absolutamente falso que un drogadicto atraque en pleno síndrome de abstinencia, simplemente porque no le responde el cuerpo, queda reducido a una marioneta cuyos movimientos no coordinan, a duras penas se mantiene en pie.

También he visto recuperarse varios, después de su experiencia en los infiernos ayudan en centros especializados. En aquella época, o sea al principio no había la Metadona como paliativo. El proceso de “desenganche” era a veces mortal, el enfermo sufría calambres, vómitos y sudores excesivos que le llevaba a la deshidratación y amenudo su corazón ya demasiado castigado dejaba de luchar, eran horas apolípticas para el paciente y sus ayudantes; cuando salía a la calle recaía muchas veces al encontrarse con sus “colegas”.

¿Y las familias destrozadas, madres deseando de que se acabe de una vez por todas su doble calvario? ¿Qué terrible desesperación puede empujar una madre a desear la muerte de su propio hijo? Se intentaba darles charlas sobre pautas de conducta de sus hijos, cambios drásticos de carácter pero acudían el mal ya estaba hecho o sus hij@s enfermos de hepatitis debido al talco o tan enganchados que desaparecían en la niebla blanca de los polvos

No sé en que punto está este mundo en la actualidad, yo también me “desanganché” hace años dejando mi trabajo con ellos por cuestiones familiares. Ahora hay nuevas drogas de diseño y creo que los drogatictos tienen más ayudas aunque el hábito de tomar substancias se ha extendido en todos los rincones más insospechados. Pero sí sé que hemos de aprender y enseñar que se puede ser feliz sin Nirvana artificial

El negocio mueve cantidades astronómicas de dinero como todo lo ilegal, el día que dejé de hacerlo será sólo un mal recuerdo.

No estoy haciendo una apología del drogaticto, pero creo que se merece nuestro amor, comprensión y ayuda lo mismo que cualquier humano enfermo. Porque ¿quién no ha fumado, bebido, jugado o se ha equivocado alguna vez? Nos olvidamos que el tabaco, el alcohol, la ludopatía son drogas.

Nadie, absolutamente nadie se merece un destino tan terrible.

ayuda

No tenemos ningún derecho a juzgar ya que no somos perfectos e ignoramos muchas veces el porqué de algunas actitudes.

Dedicado a mis amigas Paca /2 hijos en 9 meses/, Mercedes / 3 hijos/, Diego mi campeón recuperado que adoro y a todos los anónimos que cayeron en un infierno de la drogadicción.

Que en paz descansen todas las víctimas anónimas o célebres, ya han llenado la copa del sufrimiento con su adicción durante su vida.

Anuncios