Ayer hablé sólo de la muerte como un hecho natural, sin violencia por enfermedad o edad, la típica muerte que experimenta la gran mayoría de los seres vivos. En estos casos estamos más o menos preparados aceptando el final inexorable.

Pero hay otras formas de morir más agresivas :

EL SUICIDIO:

Era en antiguas culturas, una forma de morir muy aceptada, un guerrero prefería causar su propia muerte antes de caer prisionero, un político se suicidaba antes de sufrir represalias…No iba en absoluto en contra de sus creencias religiosas, muy al contrario. En nuestra era muchas personas llevaban siempre cianuro para obtener una muerte rápida y eludir interrogatorios y torturas.

¿Y qué pasa con el alma de los suicidas?

Mientras que las almas de la gente muerta naturalmente, experimentan en el otro mundo alivio y hasta alegría, las almas de los suicidas, por el contrario, llegando a ese mundo, sienten ansiedad y sufrimiento. Uno de los especialistas en el tema del suicidio expresó este hecho con una frase muy acertada: “Si usted se separa de la vida, con el alma en tormento, pasará al otro mundo con el alma en tormento.” Los suicidas cometen su acto para “terminar con todo” y resulta que allí, justamente, todo para ellos recién comienza.

“Yo llegué a otro lugar distinto al de ella… Era un lugar horrible… Y entendí enseguida que había cometido un error enorme” testimonia un hombre que había querido seguir a su esposa fallecida hacía poco.

Según Marilyn Rossner los suicidas se convierten en almas errantes que se quedan por ahí al haberse marchado antes de tiempo y sin resolver sus conflictos.

  Rosemary Altea afirma que toda la gente que se suicida encuentra la paz y el sosiego en el más allá y es especialmente ayudada por otros espiritus a superar los traumas y el dolor.

Desde mi experiencia personal creo que las personas que optan por el suicidio en casos de depresión aguda, desesperanza o imposibilidad de seguir viviendo tienen muchos atenuantes, creo firmemente en un Hacedor cuyo AMOR Y PERDÓN son ilimitados al ser capaz de ver dentro de nosotros y comprender nuestra situación límite. Ahora no tengo ningunas ganas de atentar contra mi vida pero estoy convencida de que hubiera encontrado el consuelo buscado con tanto empeño, hubiera permanecido en paz hasta tener fuerzas para reemprender un nuevo camino. La depresión anula nuestra personalidad, es una enfermedad como otra cualquiera pero al afectarnos las neuronas no somos verdaderamentes culpables de nuestros actos.

Por esta regla de tres ¿qué castigo divino se merece un esquizófrenico capaz de asesinar a su familia?

La religión católica castiga severemente los suicidas y hasta hace poco no podían reposar en tierra bendecida. ¿y esta iglesia no tiene el perdón en cuenta?…

Luis Flores Cornejo escribe contando el suicidio de una madre desesperada y enferma de depresión:

“Cuando se produce una muerte violenta, como el suicidio, el alma que ha habitado el cuerpo sale violentamente de él, en un estado de extrema confusión. No puede explicarse dónde está ni qué hace en esa condición en que las personas parecen no verle ni menos escucharle, por más empeño que pone. No puede explicarse nada. El suicida ha pensado siempre antes de tomar acción que con la muerte se acabará todo y sus problemas se resolverán por esa vía. Sin embargo, como lo único que muere es el cuerpo físico, la sensación que queda es que no ha pasado nada, que no ha muerto, y que nada se ha resuelto. Me llama la atención que todas las religiones condenen el suicidio, pero ninguna es explícita en decir lo que sucede con el alma del suicida. En el caso que nos ocupa la situación es bastante clara, a mi entender.

Cuando la madre se suicidó su alma salió expulsada del cuerpo, y la sensación de confusión de ella la llevó a deambular sin destino. Entonces, encontró a su hijo, quien presa de una pena profunda, y rabia posiblemente, presentaba fisuras en su campo vibratorio, por donde entonces entró y se aferró a él. Ella, en su confusión, creyó que seguía con vida y comenzó a tratar de imponer su voluntad por sobre la voluntad del dueño del cuerpo, su propio hijo. El suicidio de la madre fue gatillado por su depresión, y esa sensación de tristeza, melancolía, pena, desgano y cansancio la llevó con ella después de ocurrido el hecho. Al introducirse en el campo energético de su hijo comenzó a transmitir las sensaciones a él, comenzando entonces este con el proceso de depresión. Pero esa depresión no era de él, sino de ella, que actuaba a través de él, y causaba entonces su efecto. Esto es bastante común en este fenómeno de las posesiones espirituales. Debo decir que estas posesiones no son demoníacas ni malignas, sino simplemente asuntos energéticos que no pueden ser explicados con la mirada científica occidental.”

Sin embargo suicidas de guerra, extremistas o demasiado cobardes para afrontar las consecuencias de sus actos tendrán supongo un destino diferente.

EL ASESINATO:

El proceso que pasa el alma de una persona asesinada es exactamente el mismo que pasan el resto de las almas, no  son responsables de su forma de morir.

LA EUTANASIA ACTIVA:

“No estamos a favor de la eutanasia, como tampoco lo estamos por el mantenimiento de la vida, por el encarnizamiento terapéutico.

Por el contrario, vosotros podéis evitar el sufrimiento, aunque este sea también una prueba que vivir. Os va a sorprender algo: CUANTO MÁS RECHAZA UN SER EL PASO, MÁS SUFRE EN SU CARNE. Muchos seres no se mantendrían tan desesperadamente en vida si supiesen que EN EL OTRO LADO ESTÁ LA LUZ QUE LES ESPERA. Ciertamente, la enseñanza sobre la muerte puede liberar a muchos enfermos, y eso es muy importante.

No os aferréis desesperadamente a vuestra envoltura cuando ya no os sirve para nada. Os agarráis a esta vida porque no sabéis lo que os espera, mientras que, en el otro lado, está la liberación total.” /La muerte, generalidades/

Este es sólo una reflexión, creo que una decisión muy personal en la cual nadie puede inmiscuirse.

LA PENA CAPITAL:

Primero recalcar que estoy absolumente en contra, ¿podemos redimir una persona ejecutándola? Su alma se irá con ira, miedos y odio, circunstancias poco propicias al arrepentimiento…

Los jueces, fiscales, tribunales, ejecutores serán cómplices de aplicar una ley terriblemente cruel: “la ley del Talión” ¿Porqué no dar la oportunidad de redimirse a este ser por muy aborrecible que parezca?.

EL ABORTO:

Hay varias opiniones según las creencias.

El alma se encarna en el cuerpo alrededor del 120 día de embarazo (cuarto mes) cuando el aborto sucede después de eso, el alma sigue el mismo proceso explicado anteriormente con las variantes lógicas. El alma no sigue ningún proceso antes del cuarto mes de embarazo puesto que el cuerpo (feto) aún no tiene alma./ Creencia Sikh/ .

Según la religión católica se decía que las almas de los niños, abortados o no, que murieron o que no tuvieron tiempo de ser bautizados, iban al LIMBO .

La doctora en psicología Helen Wambash experta en regresiones explica en su libro “Vida antes de la Vida” lo siguiente: 

“La respuesta de los sujetos a esta pregunta nos brinda una interesante versión. De los 750 sujetos, algunos eran católicos practicantes, muchos eran cristianos, y otros también creían que el aborto era una forma de asesinato. Sin embargo los 750 fueron unánimes en un punto capital: Sentían que el feto no formaba parte realmente de su conciencia. Ellos existían, plenamente conscientes, como entidad independiente del feto. Efectivamente, muchos dijeron que el cuerpo fetal era algo que los encerraba y aprisionaba, y que preferían la libertad de la existencia extracorpórea. Numerosos fueron los que se prestaron de mala gana a unir su conciencia con la conciencia celular del niño recién nacido. Cuando se analizaron los 750 casos, el 89 % que respondieron dijo que no pasó a formar parte del feto o a relacionarse con él hasta que no se cumplieron seis meses de gestación. Incluso entonces, muchos sujetos dijeron encontrarse ‘dentro y fuera’ del cuerpo fetal. Se veían a sí mismos como una conciencia adulta relacionándose con el feto como una forma de vida menos desarrollada. Casi todos dijeron haberse dado cuenta, presumiblemente de forma telepática, de las emociones y del sentir de sus madres antes y durante el nacimiento.”

LA MUERTE REPENTINA:

  Algunos opinan que existen almas que no pueden lograr el descanso eterno, por la manera tan violenta en la que fallecieron cuando estaban entre nosotros.

Debido a no estar preparado a morir de forma tan súbita y violenta, una ataque cardiaco, un accidente de coche, una caída; el alma no está preparada para esta experiencia y se encuentra fuera de la materia inesperadamente. Un momento de confusión la embarga y puede que necesite más tiempo de lo normal para asimilar la situación hasta que con ayuda o sola decida tomar el camino correcto.

Ignoramos cuándo, cómo y dónde daremos todos este paso ineludible, la muerte no ha de preocuparnos sino aceptada como algo natural que forma parte de nuestra vida, podemos pensar en ella pero sin angustias ni miedos.

Mientras tanto procuremos ser y hacer felices.

Que cada un@ saque sus propias conclusiones desde sus creencias, su educación, sus opiniones y su consciencia.

“Descanso en el gran océano de la Vida. Descanso, seguridad, paz, protección.Tal es el estado del alma dormida en el mundo astral.” Yogi Ramacharaka.

se cumplieron seis meses de gestación. Incluso a partir de esos seis meses, muchas personas dijeron encontrarse “dentro y fuera” del cuerpo fetal. Se veían a sí mismos como una conciencia adulta relacionándose con el feto como una forma de vida menos desarrollada. Aunque a primera vista resulte chocante, esta posibilidad no se encuentra en contradicción con lo que nos dicen quienes vivencian la vida desde otros planos más elevados. Estas personas constatan el hecho que es el momento de la concepción cuando el alma queda sujeta al embrión, aunque esta sujeción a la que se ve sometida el alma se va fortaleciendo con el paso del tiempo. A partir del momento de la concepción el embrión forma parte de alma y el alma que va a encarnar forma parte del embrión. Pero no sólo el alma está relacionada con el embrión, también un tiempo antes de la concepción el alma inicia en los planos superiores determinada relación con los que serán sus padres en

Anuncios