Ahora que la enseñanza se ha vuelto un tema bastante peliagudo, me gustaría hacer hincapie en el recuerdo de l@s maestr@s en tiempos de la Guerra Civil.

Fueron hombres y mujeres que lucharon exaustivamente para dar a nuestro abuelos, niños de entonces una formación cultural, enseñándoles las cuatro reglas imprescidibles para su futuro.

No sólo alimentaron su espíritu, alimentaron su cuerpo y les hicieron el papel de tutor ya que muchos eran huérfanos.

Est@s maestr@s se empeñaron en esta labor con tanto corage que much@s pagaron muy caro su cometido: con penas de carcel, humiliaciones y torturas e incluso la muerte, much@s de ell@s fueron fusilad@s y enterrad@s en fosas comunes como aquella mujer de Vilafranca de los barros (Badajoz) cuyo reportaje del historiador Francisco Espinosa saca de un olvido certero y que me permito insertar 

http://www.rtve.es/alacarta/videos/cronicas/historia-maestra/1255666/

Pero ¿cuántos más vivieron y murieron en el más absoluto anonimato?

María Domínguez Remón

Es imposible hablar de tod@s, una mujer en particular me llamó poderosamente la atención, fue simple casualidad o el destino que guíaron mis pasos a Gallur (Aragón)

María DOMÍNGUEZ REMÓN llevaba la enseñanza en las venas y sus ganas de aprender le costaron muchos quebraderos de cabeza en su juventud. Consiguió ir a vivir a Zaragoza donde compaginó sus estudios de Magisterio con un humilde trabajo. También colaboraba con el semanario republicano Ideal de Aragón, donde escribía artículos firmados con el seudónimo de Imperia.

En 1917 trabajó como maestra durante unos meses en una escuela del caserío de Mendiola en el valle navarro de Batzán.

En el verano de 1932 se convirtió en la alcadesa de un pueblo: Ballur (Aragón), puesto que abandonó para dedicarse de lleno a la enseñanza. Fue la primera alcadesa de España.

En sus escritos y discursos, analizó la condición de la mujer a lo largo de la historia, “oprimida desde tiempo inmemorial por el hombre y por la Iglesia”  y contra esto, María sólo veía una solución: educación e instrucción.

Fue fusilada el 7 de septiembre de 1936 en Fuendejalón (Aragón) y enterrada en una fosa común.

Cerca de mil maest@s fueron fusilad@s 

 Más de treinta mil fueron condenad@s a penas de carcel.

 Sin olvidar l@s que tuvieron que marchar al exilio para salvar sus vida.

Much@s de los supervivientes nos han dejado testimonios vivos que son las joyas de una época infernal y que no debemos olvidar en la memoria de la historia pura y dura.

Se escribieron muchos libros llevados al cine: La lengua de las mariposas (1999)dirigida por Jose Luis Cuerda y magistalmente interpretada por el gran F.Fernán Gómez, es una delicia sin dramatismos inútiles.

Demasiados nombres con apellidos han pasado a ser parte de la historia de una época sangrienta y reciente: la guerra civil española.

Fueron heroes anónimos o no, mal pagados e idealistas poseídos por una sola idea: dar a nuestros abuelos una formación erradicando el anlfabetismo mientras se jugaban la vida.

 Miraban hacia un futuro mejor para aquellos niños.

Bernardo_Perez_maestro_fusilado_con sus alunmos

A ellos quiero rendir un pequeño homenaje desde la memoria del corazón para que no les olvide.

Que en paz descansen, hombres y mujeres valientes.

Anuncios