Hemos entrado de lleno en el tiempo de la solidaridad, del amor compartido hacia los demás y de intentar portarnos bien al menos hasta después de Reyes. Un poco estúpido ¿no?.

Creo que no hay épocas especiales para el amor, pero bueno si podemos rascar algo positivo durante algunas semanas pues adelante.

“No sólo de pan vive el hombre” palabras dichas por un hombre maravilloso cuyo nacimiento se celebra este mes. Creo que mucha gente no entiende el verdadero significado de esta hermosa frase.

Sí nos sentimos generosos, apadrinamos, damos dinero a través de varios medios como los mercadillos, donaciones etc. Con esto nos lavamos las manos para el resto del año y seguimos con nuestra pequeña vida cómoda y placentera evitando pensar en dolores ajenos.

Hay una parte de esta sociedad, la mía y la de tod@s que me llama particularmente la atención: los ancianos.

Ellos ya lo dieron todo en un pasado y muchos por desgracia se van a quedar solos en estas fiestas, se vuelven raros y molestan, si los hijos tienen ganas y tiempo les harán una visita rápida en las residencias, parkings para viejos inútiles. Se irán con la consciencia tranquila: allí están limpios, atendidos y bien alimentados, a lo mejor vendrá el alcalde de turno, cantarán delante del Belén pero les faltará lo principal: el calor de la familia.

Otros no tendrán esta suerte, nadie vendrá a visitarlos a sus casas si decidieron quedarse a vivir en ellas porque allí se sienten en el lugar que les corresponde.

” Es que son jóvenes dicen, se van a esquíar o al campo” Son padres y siempre tienden a desculpabilizar a los hijos, y se quedarán solos recordando los viejos tiempos.

Hay un tercer caso, parece bastante increíble pero existe, doy fe de ello.

Muchos ancianos a cargo de los hijos tienen los achaques normales de su edad: diábetes, colesterol etc.

“¿Cómo solucionar el problema que nos dan el papá o la mamá y  que nos impiden irnos de juerga?”

Muy sencillo, les atiborran de dulce y sube el ázucar a tope, con la grasa lo mismo y el colesterol por las nubes, ¿resultado? se les ingresa hasta que todo vuelva a la normalidad, unos díitas de nada, el tiempo justo de una escapadita y luego a casa otra vez.
Si no me creen dénse una vueltecita por los hospitales en fechas señaladas, ya  me contarán…

“Es que no podemos movernos con el yayo o la yaya y coger una cuidadora cuesta mucho dinero”

¿Razonamiento desalmado o locura pasajera o colmo del cinismo?

Si tienes dinero para ir a fardar por allí ¿cómo es que no hay para un miembro cercano que te dio la vida?

Ahora ningún anciano está sin una paguita y por pequeña que sea se la ha ganado trabajando toda su vida para dar a sus hij@s lo mejor que han podido.

Últimamente muchos de est@s hij@s han traído de nuevo a su casa a los padres no por altruísmo, que va, están sin trabajo y este dinerito que cobran los viejitos cada mes viene muy bien para tapar agujeros.

¿Entonces qué pasa por la mente de esta gente tan summamente ciega o idiota que ni siquiera cuida de la gallina de los huevos de oro?, porque de sentimientos mejor no hablar…

Por suerte no todos los casos son iguales, much@s hij@s colmarán de atenciones a aus padres, los mimarán y cantarán estos viejos y eternos villancicos juntos. Simplemente porque tienen la memoria del corazón. Toda la familia pasará unas fiestas entrañables

No seamos buenos sólo una vez al año, si cuesta tán poco hacer felices a los demás, darles cariño, abrazos pensando que también llegaremos a la vejez

Lo dicho: “no sólo de pan vive el hombre.”

http://www.youtube.com/watch?v=tePG7R4H_ZU

 

 

 

 

Anuncios