Pocas veces hablo en primera persona sino es para publicar viejos sentimientos encontrados o más bien rescatados del  “antes”. Desde hace algunos años intento hacerme amiga de mi soledad, caminar junto a ella pero hay días en que me pesa más que una losa. ¿Y si no puedo expresar, desahogarme en mi blog, dónde lo voy a hacer? Hoy no es ningún día especial, ninguna de estas malditas fechas están en mi cabeza, porque por mucho que lo intento el calendario está a piñón fijo en mi cabeza, por desgracia tengo una memoria de elefante, como él del chiste…¡Viva la lobotomía!

Leo, intento ayudar, participo del amor de tod@s l@s adept@s que me pueden aportar algo, algo que rellene esta sensación de vacío, estoy cansada de preguntarme ¿Y tú que pintas aquí? No, no es autocompasión, es realidad pura y dura.

Mi patrimonio en esta vida: una casa y tres gatos.Nada más y nada menos gracias a Dios, él que sea. Envidio las personas que disfrutan hablando del tal o aquel, que disfruta viendo las telenovelas o los programas de corazón. He llegado a la conclusión que mi sitio no existe, no pura  llanamente. 

Podría llamar a algún amigo o amiga pero me da verguenza, además ell@s tienen su vida, sus historias, sus problemas  jamás quisiera ser una lacra para ell@s.

Sé que tengo muchísimos defectos, pero me parezco a C. Maura en ¿Qué he hecho para merecer esto? Ah, y que no me hablen de karma ahora nadie, no nadie se merece estar totalmente sol@. Lo he tenido todo en esta vida, marido-amante- amigo, hijos divinos y se han ido…Me engaño cuando los llamo mis ángeles, vete tú a saber donde están, el engaño a veces es bueno pero te viene un ramalazo de cordura y todo se va a hacer puñetas.

Es que tampoco pido mucho a la vida, ¿qué más bonito que ver una película, un documental con una pareja después de haberle guisado una buena cenita cuando viene cansado del trabajo, después de prepararle una ducha? ¿Qué alguién te de el beso de las buenas noches, durmiéndote con las piernas entelazadas? Se ve que yo pido mucho a mi puñetera vida.

Estoy cansada, no quiero de ninguna de las maneras producir lástima, no porque es esteril y nadie puede remediar mis encontronazos con la vida, ni siquiera me autocompadezco. L@s que me leaís, si teneís pareja, hij@s, familia, cuidadl@s al máximo, os lo pido de veras, a mí me gusta ver la gente feliz, peo me gustaría tener un poco, yo también de esta convivencia y olvidarme de la soledad impuesta.

 

Anuncios