El 20 de octubre 2011 murió Muamar El Gadafi, en Sirte su pueblo natal. Hasta aquí nada especial, un dictador muere a la edad de 69 años luchando por conservar el poder y su vida después de someter a su pais a una dictadura bastante larga ( 1-10-1969, 20-11-2011). Aún no le han dado sepultura, una ignominia terrible en su religión, ¿una forma más de venganza?. 

No me voy a entretener contando su trayectoria conocida por tod@s pero no quiero pasar por alto la parafernalia histriónica y vergonzosa que se desató alrededor de su captura y posterior muerte, es que amig@s nos regodeamos con los sucesos cruentos estilo gore, es decir: sangre, dolor, gritos, agonía y posterior exposición en primicia de cadáver más o menos mutilado y deformado. Tenemos una tendencia enfermiza al morbo cuanto más pasado de rosca mejor sin pensar que lo que nos enseñan en todas las cadenas televisivas, revistas, noticias no es una mera película, es una crudísima realidad y nadie me ha comentado “uf, ¡qué asco, ya vale de tanta atrocidad!”.

He leido que el cuerpo de Gadafi fue enseñado al público, que padres llevaban a sus hijos, que dejaron de exponerlo cuando el hedor fue insoportable y me recuerda a los crucificados del Imperio Romano, a los colgados del Medievo, a los ajusticiados de la historia. No soy quien para juzgar si El Gadafi obró o no en miras a su pais pero sí puedo permitirme el lujo de pensar que nadie se merece este trato vejatorio más allá de la muerte; no hace tantos años se expuso el cadáver de Mussolini colgado de un gancho de matadero ¿y qué ganamos con ello?. Antiguamente las ejecuciones se hacían en público para regocijo de la muchedumbre, cuanto más gritaba y tardaba en morir el reo, más grande era el jolgorio. Ahora en los paises donde la pena de muerte está en vigor, se lleva a cabo la ejecución del condenado en petit comité, una lástima ¿verdad?

Y tenemos la desfachatez de llamarnos civilizados… En todos los telediarios nos enseñaron a un hombre apaleado y posteriormente tiroteado sin omitir ningún detalle como que antes de morir fue sodomizado. ¡Qué pena que no existiese la tele en tiempos de Jesús! Menuda exclusiva, pero bueno Mel Gibson se encargó de la retransmisión en diferido con “la pasión de Cristo”

Una pregunta: ¿algún animal de estos llamados salvajes, no humanos, de cuatro patas por regla general tendría este comportamiento? No y mil veces no, matan a la presa, se la comen y punto. Tengo que pedir disculpas por haberme extendido tanto en hablar de estos animales, porque ¿cuántos animales de dos patas y peores pululan cerca de nosotr@s y cómo llamarlos sin faltar a la especie animal? Somos los peores predadores porque matamos a los nuestra misma especie con espectáculo incluido y nos vanagloriamos de ello.

Pero me salgo del tema , sólo me gustaría pedir más respeto al género humano para sus congéneres y menos afición a la morbosidad ¿o es que algun@s la necesitan para sentir placer?. Si les falta ideas para disfrutar me ofrezco a darles algunas mucho más inofensivas e igual o más de divertidas

Sólo veo que no hemos evolucionado psicológicamente, tenemos los mismos gustos que hace siglos y seguimos disfrutando de la barbarie.

¿Hasta dónde vamos a llegar?

Anuncios