Hoy cumplirías  76 años, hace ya 10 que dejaste de celebrar tu cumple, pero ahora que tengo un blog nuevecito pues te quiero felicitar. Aunque no te vea ni te pueda tocar sé que estás muy cerca de mí, te intuyo con muchísima fuerza y recuerdo nuestros aniversarios con un sabor agridulce, no exactamente con dolor, no es eso, es más bien nostalgia. ¿Te acuerdad de cómo los celebrábamos? Eran días grandes, alegres fiestas y sobretodo mucho amor? Es que éramos todo lo que se puede desear, hasta nuestros amigos tenían envidia “Anda, mirad los novios decían”. Aquellos días señalados desaparecíamos, los dos juntitos acompañados por el peludo de turno, también formaba parte de la familia, íbamos a comer o a cenar por allí o a veces nos quedábamos en casa sin responder al teléfono. El tiempo sólo era nuestro…El tiempo, la vida, los años con sus acontecimientos buenos y malos, con nuestra complicidad, nuestras risas, aquellos días nos olvidábamos de todo  de todos.

Ahora tengo bien anclados los recuerdos buenos, los malos se van difuminando poco a poco, sólo quiero quedarme con todo lo bueno que nos hemos regalado durante tantos años.

Feliz cumpleaños amor mío, estés donde estés.

 

Anuncios