Soñar despierto es bueno, perder un poco de vista la realidad aunque sea sólo unos instantes, escapar de nuestra rutina gris , es incluso un buen método para recargarnos de energía positiva, además es una de las pocas distracciones gratis de las que disponemos y sólo necesitamos un poco de imaginación. Podemos soñar en cualquier sitio, en cualquier postura y en cualquier momento, sólo tenemos que dejar volar nuestros pensamientos hacia lugares placenteros.

¿Quién no ha soñado alguna vez, agobiado por los problemas y las situaciones límites? Desconectar de nuestro entorno no cuesta mucho, el truco consiste en olvidarnos de donde estamos, aislarnos con la mente y viajar a lugares maravillosos donde todo es paz y harmonía. Si queremos irnos al mar, llegaremos a oir hasta el movimiento de las olas contra la arena o las rocas, si preferimos el campo, el trino de los pájaros regalarán nuestros oidos con bellas melodías, imagínemos un viaje a una isla o a la cumbre de la más alta montaña, con un poquito de concentración tendremos alas para escapar, nada ni nadie nos impedirá ir a donde queramos, nos regalaremos los cinco sentidos sin movernos del sitio.

¿Quién cuando se ha sentido agobiado con problemas económicos no ha soñado que le toca la lotería? Adios a las estrecheces,” haré esto o aquello, porque me va corresponder una buena cantidad de dinero y podré salir adelante y ayudaré a tal, etc”… No es materialismo, es simplemente soñar y eso nos ayuda a retomar una situación amenudo insoportable, saldremos más positivos y con más fuerzas para reemprender nuestra vida.

Muchas personas no consiguen meditar, por falta de preparación, de concentración o de tiempo, pero soñar está al alcance de cualquiera y unos minutos al día son más beneficiosas de lo que pensamos.

También podemos soñar escribiendo nuestros anhelos, escuchando nuestra música preferida, leyendo un buen libro, viendo una linda película, incluso en el metro saturado de gente… No importa como soñemos ni donde, lo importante es hacerlo y si tenemos la oportunidad, compartirlos con nuestros seres amados o si lo preferimos, guardarlos en lo más íntimo de nuestro corazón.

A tod@s nos conviene, eso no quiere decir que vivamos fuera del mundo real ni mucho menos, se trata de un ejércicio de relajación, de una escapadita beneficiosa, luego volveremos a tomar consciencia de la realidad con más ánimos;  si nos falta imaginación lo podemos hacer a través de nuestros recuerdos placenteros. 

Soñad amig@s, cuesta poco y saldreís con fuerzas renovadas para enfrentaros a lo cotidiano aunque estos sueños no se realicen nunca, no es una pérdida de tiempo, robad unos minutitos a vuestro precioso tiempo…

Abrazos.

Recomendado ver el video en pantalla completa, a ver si os ayuda a soñar…

Anuncios