Antetodo quiero recalcar que mi intención es NO ofender a nadie, respeto las opiniones y las ideas de todo el mundo, sólo pretendo exponer las mías hacia las corridas.

     Ayer en Barcelona se lidió la última corrida, armándose un desgaste de energía que bien se podía haber empleado en asuntos, a mi parecer, mucho más importantes (con la que está cayendo)  pero si queremos ser respetados hemos de respetar primero. Hasta se habló en las manifestaciones de luto…sólo faltaba poner las banderas a media asta y los aficionados llorando y llevando los toreros a hombros eran desde mi punto de vista un espectáculo bochornoso, sin embargo como ya he dicho, allá cada cual. España es un pais de tradiciones muy arraígadas y me parece algo muy digno de elogio pero cuando se trata de martirizar un ser vivo hasta la muerte no es una tradición, es una salvajada digna de los circos romanos con la única diferencia que entonces los toros estaban en las mismas condiciones que los hombres, hoy en día los toros entran en el ruedo con las astas bien afeítaditas para no calcular bien la distancia que les separa del  ¿maestro?, antes de salir les tiran un saco en los riñones para empezar el descalabro, están asustados, sedientos y antes de las faenas, no las que les hacen, las del lucimiento del torero, les clavan banderillas y una pulla que les impide embestir en alto (no voy a entrar en más detalles, acabo de comer) y ni siquiera hablaré del caballo, esa es otra historia.

     Hace años cuando aún vivía en Cataluña milité con entusiasmo para esta abolición en la asociasión A.L.A., hoy mis deseos se hacen realidad en una región española por lo menos y no pierdo la esperanza de ver más sitios seguir con el ejemplo. Me acuerdo de un debate de “La Clave”, un programa dirigido por J.L.Balbin donde se hablaba de este tema, los pros argumentaban que sin las corridas llegaría el fin de la raza de los toros bravos, o sea que los críadores tienen animales sólo para mandarlos a las plazas…Hombre visto asi, mejor que se extingan, cosa que no creo, la naturaleza es mucho más sabia que los humanos y conque sólo quede una pareja su supervivencia está asegurada. Vamos a ver que no desvarío, me encantan los animales pero encontrarme cara a cara con un cuadrúpedo de cinco toneladas pues no me haría mucho tilín, y eso que los animales atacan sólo si tienen hambre o están acorralados, el toro es herbívoro y por mi parte le cedería el paso encantada y con mucha educación (usted primero caballero-toro)  o sea que mucho peligro como que no pero por si las moscas… me refiero claro a que vuelvan a su auténtico estado.

     Todos sabemos que el toreo mueve millones desde que se engendra el becerro hasta su muerte en la plaza, pero ¿cuántos negocios más hay de esta índole?  Hala 1.2.3. responda otra vez. Comparan los toreros a dioses y ¿quién le pide su opinión al toro?Ay, perdonen ustedes, son sólo animales, me olvidaba de nuestra supremacía sobre el mundo mundial. ¿Pero bueno, cuándo vamos a aprender cual es nuestro sitio en el planeta? Sin olvidar las nenas de turno que se vanaglorian de haberse acostado con el torero Tal o el torero Cual, ni que fueran alguien fuera de lo común, son sólo hombres que han llegado a toreros por circunstancias de la vida cuya cultura brilla más bien por su ausencia, no lo critico, no somos todos unas lumbreras pero claro es más fácil tirarse al toro que desde un andamio trabajando de peón y puesta a elegir prefiero un anónimo buen conversador a un matador de toros conocido.

      “Panem et circenses”  Juvenal, siglo primero, equivalente a “pan y toros” o “pan y football” no lo he inventado, viene en google.      ¡¡¡ Toma castaña y viva la cultura !!!

      Discutí fuerte hace tiempo con un aficionado que comparaba los toros con el boxeo, argumentataba la peligrosidad de los dos ¿deportes? porque había muerto un pujil en el ring, una lástima por supuesto pero el tipo había subido voluntariamente embolsándose el dinero correspondiente. A ver señores taurinos ¿cuánto cobra el toro, le preguntan si está de acuerdo y dónde está la libertad a la cual tiene derecho a disponer como cualquier otro ser vivo? Me apuesto un par de banderillas en las costillas  a que ninguno de ustedes me va a contestar.

      Para bien o para mal se han acabado las corridas de toros en la Monumental de Barcelona, que hagan de ella lo que quieran para que sea rentable, espectáculos culturales, circos, conciertos pero que nunca jamás se oiga dentro de su arena el mugido lastimoso de un hermoso animal agonizando.

La tauromaquia no es arte, señores aficionados, tampoco es un deporte, es simple y llanamente una barbaridad pese a quien le pese.

Abrazos.

Anuncios