Los humanos somos los únicos seres vivos que tienen el don de hablar y ¿hasta qué punto es una ventaja?

Con el poder de la palabra hablada se han levantado masas amenudo para actos catastróficos…

Dicen que Napoleón e Hitler y otros personajes históricos bastante malévolos envolvían las masas con sus discursos en una gigantesca tela de araña y conseguían convenser al pueblo para que hiciera cualquier barbaridad, en menor escala los políticos actuales hablan de tal forma que si nos descuidamos terminamos por creerlos, están entrenados para transmitirnos lo que ellos dicen aunque sepan que que todo es una falacia.

Por otra parte los grandes iniciados empleaban este don para hacer el bien y llevarnos a la rectitud.

Cambiemos nuestro lenguaje y cambiaremos nuestro estado anímico. Podemos dar mucho sin necesidad de hablar.

La palabra hablada tiene un poder ilimitado, es un arma de doble filo y la utilizamos demasiado amenudo sin ton ni son.La calumnia por ejemplo puede ser absolutamente devastadora y hacer un daño irreparable, sin embargo se utiliza con demasiada frecuencia.

Los grandes primates nuestros hermanos ya que pertenecen a la familia de los Hominidae, son extremadamente parecidos a nosotros y sólo les difencia su incapacidad para hablar, sin embargo son las presas más “apetecibles” en los laboratorios de investigación.

Los cerdos no hablan pero se está demostrando que tienen una inteligencia superior y se utilizan sus órganos para transplantes a humanos.

Y podría seguir enumerando otros seres vivos que a pesar de su falta de habla son como nosotros los humanos.

¿Cuántas veces abrimos la boca para no decir nada verdaderamente interesante? Tampoco pretendo que todo lo se diga sea un descubrimiento universal pero creo que todos tendríamos que medir nuestras palabras y pensar muy mucho lo que vamos a soltar.

Observo amenudo mis gatos y veo que no les hace falta el habla para nada, sus actitudes, gestos y miradas bastan para hacerse entender, sus sonidos también comunican entre ellos y conmigo lo que desean. Desde que tuve una perra sorda me reforcé en esta opinión, sólo teníamos que mirarnos para entendernos.

      ¿Es verdaderamente necesario hablar? Un bebé no sabe de idiomas y sin embargo entiende y cuando empieza a hablar responde en la lengua que oye, sea francés, inglés o arameo…Mi hija entendía perfectamente mi idioma, el de su padre y el castellano, cuando empecé a hablar, al tener un ama marroquí este fue mi primer idioma.

No podemos sentirnos superiores por el hecho de poder expresarnos con palabras. Seamos un poquito más humildes y dejémonos de superioridades, nuestra vida será mucho más hermosa

Para decir “te quiero” un simple gesto, una mirada son a veces suficientes y no siempre la palabra expresa lo mucho que amamos.

Las cosas importantes no se demuestran con palabras sino con hechos. ¿Porqué no dejar que hablen nuestros sentimientos en vez de nuestra lengua?

Una simple sonrisa muda puede dar mucha felicidad lo mismo que una actitud cariñosa.

El silencio también es una forma muy efectiva de comunicación. Pero estar callado es una costumbre que se va perdiendo, preferimos rodearnos de ruido antes de encontrarnos con nosotros mismos porque nos sentimos incómodos…Claro que es necesario por nuestra salud mental platicar con nuestros semejantes pero con medida, somos seres sociales y sociables. Hablar por hablar lo considero un desperdicio de nuestro preciado tiempo.

Para terminar me pregunto y pregunto a mis congéneres:
¿ES UN DON LA PALABRA?